Las ciudades más dulces del mundo

En lugares como París, Nueva York, Tokio o Barcelona podemos disfrutar de algunos de los mejores dulces del planeta.

Croissant en París

Cuando viajamos nos encanta comer por mucho que nos encontremos a dieta. El placer de probar nuevas experiencias gastronómicas no tiene parangón. Y entre las muchas cosas que podemos descubrir de la gastronomía de otros lugares los dulces son una auténtica delicia. Si bien no hay que abusar de ellos, de vez en cuando sí que nos gusta descubrir cuáles son los puntos fuertes de cada lugar que visitamos. ¿Cómo entenderán el uso del chocolate los pasteleros japoneses, los norteamericanos y los italianos en comparación a los dulces más extendidos en nuestro país? A esa pregunta respondemos con una sonrisa en la cara y con experiencias muy deliciosas.

Desde la red encontramos un listado muy simple de cuáles están consideradas como las ciudades más dulces del mundo, aquellas en las que es más recomendable viajar para probar pasteles, bollos y otras maravillas dotadas de azúcar, crema o chocolate. El listado se encuentra encabezado por París, algo que no nos extraña nada de nada. Los franceses son unos auténticos magos del dulce, dotan a cada uno de sus postres de un sabor y una textura que causa tendencias. Nos encantará probar desde lo más básico, como un croissant, hasta el dulce más complejo.

De forma quizá más inesperada de lo que pudiéramos creer, en Nueva York también disfrutaremos de una gran experiencia culinaria con el azúcar como protagonista. Dicen que el motivo de ello es la combinación de influencias de otros lugares del mundo, que dan como resultado, mezcladas con el espíritu neoyorquino un placer sin igual.

De Viena se recomienda su interpretación de la tarta de chocolate, su maestría con las texturas y el bizcocho, dando una nueva manera de disfrutar de un postre clásico, pero que triunfa en todo el mundo. Y si visitamos Tokio no nos podemos perder la oportunidad de disfrutar de uno de sus pasteles de fresa tan característicos, recubiertos con nata y dotados de un aspecto tan bonito que está al nivel de su estupendo sabor. Estos pasteles se pueden conseguir incluso en las estaciones de tren, siendo un postre clásico y accesible para cualquier nipón.

Otros lugares que se recomiendan incluyen San Francisco, tan humilde como deliciosa, Roma con sus fantásticas tartas y Singapur con la reinvención que realizan de los sabores más dulces. El listado de recomendaciones no se olvida de España, que incluye a Barcelona y su vanguardista interpretación de los dulces, así como de Buenos Aires y Nueva Orleans para cerrar el top 10.

Vía: The Huffington Post

Foto: JESHOOTS

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...