La Mezquita Azul, imponencia histórica

La Mezquita Azul es uno de los emblemas de Estambul. Una cita obligada para cualquier viajero del mundo que quiera disfrutar de una verdadera obra de arte arquitectónica

Turquía es un territorio con múltiples encantos. Su cultura, su gastronomía y sus ciudades hacen que los viajeros de todas partes del mundo se vean tentados de conocerla. Sin lugar a dudas, si tenemos que recomendar un espacio para visitar ése será Estambul, por lo que te sugiero que averigües las ofertas de vuelos y te prepares para conocer un territorio realmente encantador.

Postal de la Mezquita Azul

Durante nuestra estancia en la urbe podremos conocer una gran cantidad de sitios interesantes que no sólo nos llamarán la atención por su aspecto sino porque cada uno nos deja en evidencia parte de la cultura turca y nos invita a descubrir un terreno completamente diferente y excitante.

Más allá de todo lo que podemos hacer durante nuestro recorrido, sin lugar a dudas el sitio más emblemático, bello e impactante para visitar es la Mezquita Azul, la más importante de la ciudad de Estambul. Si bien nosotros la conocemos con este nombre, el oficial lógicamente es en idioma turco: Sultanahmed Camii¸ que significa “Mezquita del Sultán Ahmed”  en honor al Sultán que la construyó durante los años 1609 y 1616.

Fue recién un año más tarde de terminado el proceso constructivo y durante el gobierno de Mustafá I, que la Mezquita fue inaugurada. El aspecto arquitectónico no es tan importante como el que podemos apreciar en la de Santa Sofía (otro de los sitios más reconocidos de Estambul) pues el edificio ocupa la mitad de las dimensiones de aquella otra. Sin embargo, la relevancia del templo va mucho más allá de esto.

Sin embargo, no podemos dejar de resaltar que la cúpula ubicada en el centro de la capilla abarca unos 23 metros de diámetro y lo que es aún más impresionante es que posee unos 43 metros de altura.

Pero esto no es todo, si hay algo que llama particularmente la atención es que en el interior podemos apreciar seis minaretes que durante mucho tiempo han causado una gran polémica pues los fieles no podían comprender como podía poseer la misma cantidad que la Meca. Fue entonces que se decidió levantar una séptima para apaciguar a los devotos e imponer una impronta diferente en el edificio.

Lógicamente, esto es de gran interés para los amantes de la historia y la arquitectura, sin embargo, no podemos olvidar de aclarar un detalle que es de especial importancia sobre todo para los curiosos que no comprenden porque el nombre popular el Mezquita Azul.

Y no podrás comprenderlo hasta verlo con tus propios ojos. Es que en el interior del edificio más de 20 mil azulejos de este color ornamentan no sólo la cúpula sino toda la parte superior de la construcción.

Fotos: Javier.losa

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...