La judería o Call de Palma de Mallorca

La judería o Call Major es uno de los varios barrios de Palma de Mallorca atractivos para pasear y recorrer. Con una historia de persecuciones por detrás, hoy día ha cobrado nueva vida y se presenta como una zona de interés por descubrir en el destino.

Mallorca es casi sinónimo de playas y calas de gran belleza, pero sus atractivos van mucho más allá, incluyen monumentos y barrios, como es la judería de Palma, o la llamada Call (o también Call Major, en mallorquín). Se trata de uno de los sitios más pintorescos para conocer en la capital insular, con sus calles tranquilas y construcciones típicas, y con un ambiente único para disfrutar sin prisa.

Como en otras partes de Europa, los judíos han sufrido también aquí discriminación en ciertas épocas y han sido perseguidos. Sus descendientes conversos recibieron el nombre por el que se los conoce aún hoy día, xuetes. Lo cierto es que este barrio interesante ocupa el cuadrante nordeste de la ciudad, o, dicho de manera más específica, desde la Plaza Santa Eulália hasta la Porta d’es Camp.

Como consecuencia de la persecución de los judíos, varios puntos clave de la Call han desaparecido, incluso la que era su sinagoga principal fue reemplazada por la Iglesia de Montesión. De los muros que la circundaban entonces tampoco han quedado rastros, aunque sus callecitas encantan y el barrio ha recibido un impulso extra con nuevos locales y emprendimientos que le suman aún más atractivo.

Entre sus curiosidades, se puede mencionar la “calle del viento”, que debe su nombre a que su ubicación, dirección y características hacen que se sienta en ella una corriente de aire más fuerte que en cualquiera de sus vecinas o próximas.

Con respecto a los nuevos locales o sitios que se han renovado en el último tiempo, se puede nombrar al Es Rebost, una tienda pequeña que abrió hace algo así como un año y que destaca por ofrecer platillos de comida basados en recetas del siglo XVIII (la puedes encontrar en el 5 de la calle Santa Clara).

El Forn Can Miquel es el lugar recomendado para los más golosos: una pastelería que se ubica en Carrer de Sa Pelleteria, 8, y que es popular en la zona por su horno de leña en el que se cocinan los bollos, tal como se hacía en el siglo XVI.

Si buscas un lugar para tomar algo, al atardecer o por las noches quizá, el Purobeach Palm Bay puede ser una buena opción para los que quieran relajarse y disfrutar entre sofás de diseño y camas balinesas después de un día a toda actividad, típico de los veranos en Islas Baleares, mira que precios para viajes a Mallorca ya y déjate seducir por sus encantos.

Foto: Osamu Kaneko

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...