La Gran Vía de Madrid se remodelará para ser una calle más verde

En un futuro cercano la Gran Vía de Madrid cambiará notablemente de aspecto para ser más verde y cómoda para el peatón.

Cambios en la Gran Vía

Desde hace tiempo se viene hablando de cómo Madrid intenta ser una ciudad más verde y ecológica, sobre todo con los proyectos que hay preparados para la Plaza España. Pero la Gran Vía también va a cambiar de forma considerable en los próximos años. Y aunque a los conductores seguro que no les hace ninguna gracia, la buena noticia es que el proyecto que hay en marcha es realmente positivo no solo para el medio ambiente, sino también para los propios turistas y ciudadanos que residen en la capital.

Ahora mismo todos sabemos qué representa la Gran Vía. Es uno de los lugares más concurridos de la ciudad por su gran cantidad de tiendas y restaurantes, pero al mismo tiempo se encuentra dominada por el tráfico. Algunas personas argumentarán que siempre ha sido así, pero a la vista de la cantidad de personas que pasan a diario por la Gran Vía y la presencia de teatros y cines, no hay duda de que esto debería cambiar.

Por ello el plan previsto para el futuro inmediato de la Gran Vía nos gusta tanto. El espacio de circulación de vehículos se reducirá a los lados y esto hará que la calle peatonal aumente de manera considerable. Habrá tanto espacio que incluso se plantarán árboles y se instalarán bancos que permitirán que la zona sea más transitable.

Los planes de trabajo en esta remodelación comenzarán en la próxima Navidad, aprovechando que como el año pasado se cerrará el espacio de circulación de los coches. Esto permitirá que los operarios puedan comenzar a trabajar en el plan de reducir la cantidad de carriles disponibles. Así, los peatones podrán disfrutar de la Gran Vía en todo su esplendor con más espacio por el que pasear y caminar con tranquilidad, sin tener que acelerar tanto el ritmo como ocurre ahora o sufrir los empujones que se producen en momentos puntuales de la semana.

Por otro lado, aunque la foto del proyecto resulta perfecta, con los árboles y el espacio para caminar, lo que nos preocupa a nosotros es que ese espacio que se libere para los peatones termine ocupado por las terrazas de los bares y restaurantes. Que no decimos que no sea positivo que podamos sentarnos en una terraza, pero en los últimos años la Gran Vía se ha transformado obsesivamente en un escenario de terraza tras terraza, reduciendo todavía más la comodidad del peatón. Crucemos los dedos para que esta remodelación no sea una excusa para aumentar la presencia de los negocios locales.

Vía:

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...