La ciudad del crimen y de la mafia

Atrás quedó la figura de Al Capone. Ahora echamos la vista a atrás para ver como era la mafia de los años 20 y 30. Nos puede parecer una odisea cuando veíamos al rey del crimen hacía de sus fechorías. Y es que el retrato de este criminal nos ha quedado grabado en la retina gracias a las adaptaciones cinematográficas que se han filmado. Desde 1932 se empezó a rodar la primera película. A ella le seguiría una larga cola de adaptaciones cinematográficas que continúa hasta la actualidad. Pero todo eso quedó atrás. Y las figuras de la mafia italiana-americana dejaron de existir tal y como vimos en el cine. En ellas hemos podido ver el Chicago de los 20, sin lugar a dudas, una época donde reinaba la ley del más fuerte. Hoy en día, esta ciudad es la tercera más poblada de Estados Unidos, después de Nueva York y Los Ángeles. Y además, posee una gran diversidad cultural, entre ellos destaca la etnia negra con 35%, le sigue la blanca, con un 30%, un 28% son latinos y el resto son asiáticos. Aunque, la población latina está en aumento debido a la alta fecundidad de las mujeres y a la prominente inmigración que está llegando de los países del sur de América.

Chicago
Vista panorámica de la ciudad de Chicago – Foto: Stuck in Customs

Chicago además es conocida como ciudad del viento posiblemente a causa de las condiciones meteorológicas por su proximidad al lago Michigan que hacen de la zona un lugar muy tempestuoso. La referencia más antigua que se tiene del nombre data del 1893 cuando Charles Dana usó el nombre en el diario New York Sun. Aunque no son los distintos nombres lo que hacen especial a esta ciudad. Sino por su diversidad cultural. Como se ha comentado ya antes, la ciudad puede presumir de ser multirracial. Y ver como conviven las distintas razas es digno de admiración. En los últimos años, el aumento progresivo puede influir en el cambio de la presidencia de Estados Unidos. Se puede ver el ejemplo de cómo Harold Washington se convirtió hace 25 años en alcalde de la ciudad de Chicago y trajo consigo el progreso que tanto se ansiaba. Washington fue el primer alcalde afronorteamericano de la ciudad del viento. Su frase más conocida es «la gente de Chicago quiere que la alcaldía se limpie de toda apariencia de influencia criminal, tratos entre compinches y corrupción. En Chicago la gente quiere un gobierno transparente y justo, donde toda la gente, sin importar la raza, credo o color, pueda ser tratada justamente, igualmente, con equidad. El voto de hoy devolvió el Partido Demócrata al pueblo». Esta frase está influyendo hoy en día por el ascenso del demócrata Barack Obama a la presidencia del estado más poderoso del mundo.


Además de ser conocida como la ciudad del viento, podría llamarse como la ciudad de madera, porque en 1871 se produjo el gran incendio que devastó gran parte de la ciudad. La historia cuenta que el 8 de octubre de este año empezó a arder un establo en el 137 de la Dekoven Street a causa de uno de los animales que hizo caer una lámpara de kerosén. A pesar de que no ha sido posible descifrar si el establecimiento pertenecía a Patrick O’Leary lo que está claro es que fue la chispa que generó el gran desastre. Como se le conoce también la ciudad del viento, esos días, no jugó del lado de los ciudadanos y avivó las llamas que causarían destrozos mayores el día siguiente. Para entonces, el fuego había destruido casi 6,5 kilómetros cuadrados de la ciudad, se había llevado la vida de casi 300 vidas y dejado a más de 100.000 personas sin hogar. Más de 17.000 edificios fueron destruidos y las propiedades dañadas se estimaron en 200 millones de dólares. Se pensaba que la ciudad se hundiría en el caos pero fue el comienzo de lo que hoy conocemos.

En la actualidad, Chicago es una ciudad diferente, atrevida y desenfadada. Rica en arquitectura y digna de admiración. Es una de las metrópolis más importantes y prominentes de Estados Unidos. Por eso, no dudes en pasar unos días en Chicago, ya sea por negocios, para estudiar ingles o por placer porque es una magnífica ocasión para conocer los misterios de esta ciudad que albergó al rey del crimen. Y no olvides visitar los locales donde los maestros del jazz nos deleitan con el placer de la música negra. Es la oportunidad perfecta para deleitarse con buena música. Y no sólo eso, después puedes teletransportarte a los diversos países sudamericanos tras saborear la mejor cocina del país. Entre ellas destaca la argentina, la colombiana, la cubana, mexicana, brasileña o peruana.

Chicago lago
Vista del lago Michigan – Foto: Art Hill

Y para rematar la estancia, ¿qué tal unos días disfrutando de la playa? Si el tiempo te es favorable acércate un día a la 31st Street Beach para regocijarte de la ciudad. Los kilómetros de costa dará al visitante una sensación de estar muy lejos de la ciudad y romper con la rutina porque en realidad la costa está en pleno centro de la urbe. Y para los más ecologista mejor un paseo por el Grant Park.

Grant Park
Vista del Grant Park – Foto: nystateofmind

Este parque es el más grande de la metrópoli. Está ubicado al este de la Avenida Michigan y llega hasta ese mismo lago. Sus largos senderos y atractivos naturales promete largas horas de paz y tranquilidad en el que podrás pasear para sentir el olor de los múltiples árboles. ¿Qué ver allí? Pues destaca la Fuente de Buckingham, donde 134 surtidores de agua están las 24 horas del día funcionando, y cuando llega la noche ofrecen un espectáculo digno de admiración gracias a su diversidad de colores y música. El monumento fue inaugurado en el 1927. En la página oficial de Grant Park hay una infinidad de información sobre los actos que se celebran en la ciudad. Y además incluyen un mapa para descargar en el ordenador, (aviso, es un PDF). Sin duda, un destino que no hay que dejar pasar si tienes la oportunidad de viajar a América, sobre todo con la cantidad de hoteles baratos en Chicago que pueden encontrarse en Internet.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...