Entre lo antiguo y lo moderno: Lisboa

La capital de Portugal acoge lo moderno y lo tradicional en su arte, arquitectura y ritmos nocturnos que sacuden la ciudad y reciben con brazos abiertos a turistas del mundo durante todo el año.

Catedral de Lisboa

Por ser la capital de Portugal, conseguir vuelos baratos a Lisboa no es una hazaña difícil, sino todo lo contrario. sin embargo, dado el creciente turismo hacia la ciudad, lo ideal es reservar los billetes con suficiente antelación para las vacaciones.

En esta fascinante ciudad se conjugan de manera extraordinaria el arte antiguo y moderno, que se evidencia no sólo en sus muchas galerías de arte y expresiones artísticas, sino también en una encantadora arquitectura y tradiciones.

Es por la suma de estas características que Lisboa es una de las capitales más agradables de Europa, con un ambiente relajado, la diversidad cultural, y, lo más importante, con precios razonables.

La atmósfera de la ciudad está llena de maravillosos edificios antiguos, el puente colgante más largo de Europa y museos y monumentos por doquier.

A pesar de los dolores musculares que puede provocar subir y bajar las colinas de la ciudad, Lisboa es lo suficientemente compacta como para ser explorada a pie y en el caso de que tus piernas se cansen siempre tienes la opción de los buses de la ciudad que son muy cómodos y efectivos o, todavía más tradicional, el tranvía, los ascensores y las líneas de metro que atraviesan la ciudad y que ayudan a trepar las escarpadas colinas.

Los azulejos en Lisboa son un medio para plasmar arte

Los azulejos en Lisboa son un medio para plasmar arte

Además, los taxis abundan y son de los más económicos de Europa por lo que no deben descartarse dentro de las posibilidad de movilidad en la ciudad.

Ya que Lisboa se encuentra en plena expansión, desde los últimos 10 años se han podido ver expansiones y ampliaciones de servicios tales como nuevas aceras, re asfaltado de sus calles, más y más cómodos servicios de bus urbano y fachadas del siglo 18 que han sido restauradas para un embellecimiento pero conservando su historia.

Por la noche la ciudad vibra a un ritmo curioso: los clubes de música africana, están de moda pero además de esta tendencia moderna, el fado portugués, la música del alma y la melancolía apasionada típica de la ciudad sigue siendo convocante.

Lisboa acoge también un gran número de museos notables de arte antiguo y moderno
, algunos de los cuales son el Museo Calouste Gulbenkian, el Museo Nacional de Arte Contemporáneo, Museo Nacional de Carruajes y el Museo Arqueológico do Carmo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...