Entre la tradición y lo moderno: de compras por Sevilla

Sevilla es una ciudad con grandes tradiciones, y entre ellas, también se cuentan sus oficios y productos artesanales. Si la visitas, podrás ir de compras y disfrutar de sus cerámicas artísticas, productos artesanales y mantillas, pero también de importantes marcas de ropa contemporánea.

Sevilla es una ciudad vibrante, repleta de historia y tradición, que siempre tiene algo para ofrecer: por estos días está por dar comienzo a otra edición de su conocida Feria de Abril, que este año cae en mayo, pero que conserva su espíritu festivo y social. Pero esta ciudad también puede visitarse en cualquier momento del año, e igual ir de compras y conocer parte de su identidad.

La vida comercial es otra de las tantas facetas que tiene el destino, con gran tradición y con interesante producción y movida artesanal, especialmente, en lo que respecta a cerámicas y alfarería. Es decir que en Sevilla no sólo podrás encontrar shoppings, tiendas y comercios varios, sino también puestos y ferias de artesanos. Con inspiración musulmana, hoy en día se podrá encontrar cantidad motivos decorativos, cerámicas y objetos de gran belleza, y con una mezcla interesante de estilos y culturas.

Si lo que quieres es conseguir la mejor cerámica artística entonces el lugar indicado es el barrio de Triana, con una historia arraigada y desarrollo por detrás. De hecho, en el mismo distrito podrás ver todo el arte en aplicaciones vidriadas y de cerámica en las fachadas, en zócalos y techos. Se trata además de un barrio muy bonito para recorrer con tiempo y poder observar así estas huellas artísticas (muchas de ellas en buen estado de conservación) en sus edificios, patios y calles.

La alfarería es otra actividad con tradición: desde siglos que este oficio forma parte de la vidda de los sevillanos, y ha llegado a nuestros días con un desarrollo e identidad casi propia. Se podrá encontrar y conocer cantidad de establecimientos artesanales donde conseguir todo tipo de elementos, tanto funcionales como decorativos, así como visitar los mercadillos al aire libre con productos y objetos en venta de toda índole.

La Cartuja es todo un emblema ya de Sevilla: una firma que abrió en 1839 y que produce cerámicas y piezas artesanales, de diseño y artísticas, siendo ya un referente indiscutido a nivel mundial del sector. Valdrá la pena que te acerques y veas sus objetos por ti mismo.

Pero Sevilla es también flamenco y mantones: artículos como mantillas, mantones, bordados, encajes, trajes de flamenco, accesorios y abanicos pueden encontrarse en muchos lugares, los que forman todos parte arraigada de su tradición, tanto como los bailes típicos de Sevilla.

Los mantones, por su parte, son una prenda muy empleada en esta ciudad andaluza, en fiestas, encuentros de bailes y en acontecimientos especiales, incluso en bodas. Las mantillas se suelen usar en Semana Santa, pero también las mujeres que son madrinas en los casamientos, incluso las novias pueden cambiar este accesorio por el tradicional velo.

Pero además de esta producción tradicional, hoy en día Sevilla también se ha configurado como un importante centro de moda, con locales de marcas y de modistos destacados, incluso algunos sevillanos, como son Toni Benítez o Victorio y Lucchino, entre otros.

Foto: Cris Valencia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...