El mejor viaje romántico a París para estas Navidades

Pese a que es la ciudad del amor todo el año hoy te proponemos conocer Paris en una de las temporadas en las que la ciudad tiene un brillo aún más especial: en Navidades

paris

Sé que muchos de nuestros lectores viajeros más habituales están ahora mismo pensando en planificar su próximo viaje, y que en Navidades, por los días que tenemos libres, por pasar algunos de ellos en familia, y porque la crisis aún no nos permite tener el nivel de otras épocas, Europa suena como opción preferida. Y aunque esta serie de lugares a los que viajar por Navidad ya la hemos comenzado con la propuesta de planes navideños en Londres, en este caso nos desviamos un poco de la opción de viaje genérica y nos decantamos por un plan romántico para disfrutar París en fiestas. Y es que si ya de por sí la conocemos como la ciudad del amor, no iba a ser una excepción en Navidades.

El mejor viaje romántico a París para estas Navidades

Probablemente si ya de por si Paris es una de esas ciudades que ha inspirado desde siempre a enamorados de todas las épocas, en Navidad lo haga aún más. En realidad un paseo por sus campos Elíseos en plena época de fiestas bastará para sentir el calor de lo navideño y vivirlo con un poco de suerte, entre unas gélidas temperaturas que solo por esa vez, y al lado de la persona que quieres serán interpretadas casi como una bendición. La torre Eiffel luce fantástica y un paseo por el Sena con media ciudad iluminada y la otra media decorada hará que aquellos que andan en horas bajas de espíritu navideño logren reavivarlo.

Al igual que Londres y la mayoría de las capitales europeas, Paris también se llena de mercadillos en esta época, aunque si quieres un plan de esos que vale la pena no perderse de la mano de tu amado, además de disfrutar del ya clásico café y un cruasán de mantequilla de esos a los que no se le cuentan las calorías, te tocará darte un paseo por el que se considera el parque más romántico de la ciudad, y que sin duda no os dejará indiferentes, apostando por pararte en cualquiera de sus casetas, o disfrutando de sus jardines, que pese a no estar tan bonitos como en primavera lo suplen a la perfección con el ambiente navideño. Y claro, no podíamos olvidarnos de una cena en el centro de París, en una de esas tabernas típicas a la luz de las velas, complementada por unas vistas a la decoración de las calles más transitadas de la urbe.

Imagen: Andrea Guerra

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...