El Festival de Edimburgo divide la opinión sobre los turistas

Los ciudadanos de Edimburgo se dividen en lo relacionado con la opinión que tienen sobre el turismo masificado.

Escocia

Miles de turistas viajan a Edimburgo durante su Festival, una de las celebraciones más célebres del mundo en verano. Una fiesta en la que se reúnen artistas de todo tipo y en la que las calles se llenan de visitantes. Tantos, que los habitantes de la ciudad temen que se esté convirtiendo en un parque de atracciones viviente.

El Ayuntamiento de la ciudad ha publicado un informe sobre el Festival de Edimburgo en el que analiza su desarrollo en los últimos años y el impacto que tiene tanto en la economía como en la vida de los habitantes de la ciudad. Y en este último aspecto, las conclusiones no son demasiado positivas.
Según las opiniones recopiladas a lo largo del estudio, a muchos ciudadanos les preocupa la masificación que se produce durante el verano por culpa del Festival.

Aseguran que hay semanas en las que resulta prácticamente imposible trasladarse a pie a determinados puntos de la ciudad porque las calles están literalmente invadidas por turistas, así como por los diferentes actos y celebraciones que se llevan a cabo.

Aunque el Festival principal se celebra en verano y dura tres semanas, en invierno también se ha extendido la celebración con otro tipo de fiestas muy similares. Los resultados siguen siendo los mismos. El informe asegura que la gran presencia de peatones llega incluso a afectar a las líneas de autobuses públicos, retrasando su llegada a ciertas paradas. De igual manera, afecta a quienes conducen sus propios coches.

Según el Ayuntamiento, Princess Street es el lugar de la ciudad más afectado durante el Festival, así como otras zonas del casco antiguo y también de los nuevos barrios. Se registran desperfectos y daños en el mobiliario urbano, así como violación del volumen permitido en las calles a determinadas horas. Para tratar de mejorar la experiencia en los festivales de 2018, el Ayuntamiento ha lanzado un sistema para monitorizar las zonas más concurridas de la ciudad durante estas fiestas, pudiendo intervenir antes de que se descontrole la situación.

Desde la oficina de Turismo de Escocia aseguran que todos estos esfuerzos mejorarán la relación entre los habitantes de Edimburgo y los turistas, a los que reconocen su importancia para el mantenimiento de la economía de la ciudad. En la ciudadanía, no obstante, no tienen claro que se vayan a resolver los problemas registrados hasta ahora, especialmente en las zonas más antiguas. Veremos cómo está la situación en unos meses.

Foto: Tama66

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...