El clásico Hotel Ritz de Madrid entra en fase de obras para rejuvenecer

Las obras para convertir el Hotel Ritz de Madrid en un reflejo de su modelo original comienzan en 2018.

Renovación del Ritz

Cuando hablamos del hotel Ritz nos viene a la mente confort y lujo, además de una atención y unos servicios exquisitos. Hasta ahora siempre han sido las señas de identidad del famoso establecimiento y lo seguirán siendo, pero con una breve pausa.

Para poder conservar esa imagen que le caracteriza, el Ritz cerrará sus puertas el próximo 28 de febrero con la intención de llevar a cabo una reforma integral, tanto en el interior como en el exterior del edificio. Así lo dio a conocer la compañía Mandarín Oriental, a través de un comunicado oficial donde se explicaban todas las modificaciones que sufrirá el elegante hotel de la capital.

Se trata de un plan de reforma que está valorado en unos 99 millones de euros y el profesional elegido para llevarlo a cabo es el español Rafael de La-Hoz, uno de los arquitectos con más prestigio y reputación de nuestro país. El objetivo es mejorar todas las instalaciones del edificio, así como los servicios que ya se ofrecían, siempre teniendo como base la estética original del hotel al más puro estilo de la Belle Époque.

Para dotar de mayor atractivo al establecimiento, Gilles y Boissier, diseñadores franceses, serán los que llevarán a cabo las reformas en el interior del Ritz, dotando a sus 106 habitaciones y sus 47 suites de un estilo clásico, pero a la vez renovado y sofisticado. Además de todas las reformas que se van a realizar, dentro de este plan también se llevarán a cabo obras para incluir nuevas instalaciones en el edificio. Así, los huéspedes del hotel podrán disfrutar de suites más lujosas, como la Suite Real, que contará con 188 metros cuadrados y unas vistas estupendas al Museo del Prado.

También se va a añadir un gimnasio y una piscina cubierta donde se ofrecerán todo tipo de tratamientos de masajes o spa. De igual modo, el objetivo también es recuperar algunos elementos propios del Ritz original, como la famosa cubierta de cristal en la parte central del edificio para dotarlo de mayor iluminación o la colocación del restaurante principal en el lugar donde estaba antaño a fin de que tenga acceso directo a la terraza. Así mismo, en las zonas comunes del establecimiento podremos ver elementos decorativos propios del hotel, como es el caso de pinturas, esculturas o frescos. Aunque el principal objetivo de estas reformas es ofrecer a los clientes una mayor comodidad y servicios renovados, también se pretende que el Ritz vuelva a parecerse al edificio original cuando abrió sus puertas en la capital de España en 1910. El exhaustivo plan de obras comenzará a finales del mes de febrero y terminará el próximo año.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...