El 28 de febrero cierra el Cine Palafox de Madrid

El Cine Palafox cerrará sus puertas el día 28 de febrero despidiéndose del público con un ciclo especial.


Los cines de Madrid siguen cayendo como moscas. En esta ocasión se ha anunciado que el céntrico y conocido Cine Palafox cerrará sus puertas el día 28 de febrero. Lo hará después de más de 50 años proporcionando diversión a los madrileños, que han encontrado en esta sala una oportunidad única para ver no solo estrenos, sino también ciclos de diferentes temáticas.

En estos momentos no solo era una de las salas más antiguas de la capital que todavía no había echado el cierre, sino que se trata de la segunda más grande. Así, en el cine se pueden ver películas en una enorme sala donde hay espacio para 856 personas. La única sala más grande que esta se encuentra en el Cine Capitol de Callao, en pleno centro de la capital. Con este cierre se da final a una de las historias más ricas del cine en Madrid, dado que las instalaciones abrieron en el año 1962 con el estreno de Barrabás. En sus inicios la sala contó con un espacio para 1322 espectadores, aunque reformas posteriores llevaron a que se tuviera que ajustar la capacidad.

La gran modificación del cine se realizó en el año 1995, cuando su única sala se dividió de forma que el negocio se ajustó a la tendencia de la multisala y abrió dos salas más pequeñas donde había espacio para 250 personas.

Este dicen que se trató de uno de los grandes errores de la gestión del cine, puesto que aunque se podían emitir varias películas al mismo tiempo el coste de la inversión dañó las arcas del negocio. Además, fueron muchos los detractores que no se fueron con un buen recuerdo del cine al pasar por una de las salas pequeñas, donde el nivel de comodidad no estaba cerca de lo que se busca en una sala actual cuando la visitamos para disfrutar de un buen rato de entretenimiento. En cualquier caso, ya no se le puede dar muchas vueltas a la situación. El final de Cine Palafox está confirmado y si estáis en Madrid en este mes de febrero podréis despediros del cine.

Para ello los responsables del cine en colaboración con Sunset Cinema ha preparado un ciclo de despedida en el cual se emitirán grandes clásicos. Este ciclo comenzará el día 20 de febrero y se alargará hasta el día 27 de este mes con emisiones en su mayor parte en versión original con subtítulos en castellano. Las películas que se emitirán serán las siguientes:

  • Cantando bajo la lluvia – Día 20
  • Con faldas y a lo loco – Día 21
  • Belle Epoque – Día 22
  • 2001: Una odisea en el espacio – Día 22
  • Memorias de África – Día 23
  • El Padrino – Día 23
  • Lawrence de Arabia – Día 24
  • Pulp Fiction – Día 24
  • E.T. El Extraterrestre – Día 25
  • En busca del arca perdida – Día 25
  • Blade Runner – Día 25
  • La princesa prometida – Día 26
  • Cinema Paradiso – Día 26
  • Casablanca – Día 27

La última emisión cinematográfica será Casablanca y posteriormente el día 28 se emitirá la ópera La bella durmiente de Tchaikovsky, que representa también el contenido que más ha estado triunfando en los últimos años en la sala. Con esta selección de películas se dice adiós a una clásica instalación en la capital que sigue la línea de otros cines que también han ido echando la persiana en los últimos años. En la misma zona de Madrid cerró uno de los cines Renoir y las previsiones indican que muy posiblemente otros cines de barrio también podrían cerrar. Sí continuará Cinesa Proyecciones, que mantiene el liderazgo con solidez.

Cine Palafox de Madrid

Los cines continúan luchando contra la crisis que vive la pantalla grande. Ya sea por malas decisiones comerciales, por el precio de las entradas o porque cambian los hábitos de los consumidores, las salas tienen que renovarse o morir. En los últimos años se enfrentaron al dilema del 3D: invertir o no invertir en esta tecnología. Al final ha terminado siendo un fiasco y algunas salas todavía están pagando una tecnología que el público no ha llegado a apreciar, lo que no ha hecho ningún favor al sector. Poco a poco, por otro lado, las megasalas de los centros comerciales acaparan más interés y las salas de barrio reducen su cuota de mercado.

Hace pocos días se anunció que el largamente cerrado Cine Rex de la Gran Vía terminará convirtiéndose en un nuevo espacio comercial y se potenciará el hotel que había en el mismo edificio con una reforma que aumentará su atractivo. Se confirma así lo que ya se esperaba el público, que el cine cerrado en el ya lejano año 2008, no volverá a abrir sus puertas y que sus instalaciones se convertirán solo en un eco del pasado, como ocurrió con otras salas de la Gran Vía. Un buen ejemplo de la transformación de la principal arteria de la capital lo plasmó el cierre en 2007 del Cine Avenida, que se encontraba en un edificio construido en 1926 pero que por fortuna ha mantenido parte de la arquitectura interna en su nueva identidad como tienda H&M.

Vía: Sunset Cinema

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...