Dubrovnik también lucha para protegerse del turismo

Dubrovnik, en Croacia, ha visto cómo el turismo se ha convertido en uno de sus principales problemas de futuro.

El turismo en Dubrovnik

Durante muchos años Dubrovnik ha sido una de las ciudades costeras más visitadas, ya que ofrece un gran número de rincones dignos de conocer. Pero precisamente la afluencia masiva de turistas está haciendo que la localidad se vea expuesta a ciertos riesgos. Tal y como apuntaba el pasado año la UNESCO en un comunicado oficial, la ciudad de Croacia podría perder gran parte de su patrimonio debido a las miles de visitas que recibe de forma diaria.

Además de sus playas, Dubrovnik también es muy popular por sus maravillosas murallas medievales, así como por los bastiones y torres que datan del siglo XV. Sin ir más lejos, en un día de agosto estos monumentos pueden llegar a albergar más de 10000 visitas. La gran cantidad de turistas que llegan a la ciudad está haciendo que el casco antiguo de Dubrovnik se vea cada vez más desolado.

En la actualidad, en el centro histórico pueden vivir alrededor de 1100 habitantes, una cifra bastante baja en comparación con los 5000 que residían en 1991. Es algo parecido a lo que le está ocurriendo a Venecia, que está perdiendo su identidad como localidad para dar paso a ser un gran complejo turístico.

Ante la situación en la que se encuentra Dubrovnik, el ex alcalde de la ciudad, Andro Vlahusic llevó a cabo una serie de medidas para frenar el impacto negativo que está teniendo el turismo en el patrimonio local. Una de las reformas más sonadas fue la de limitar el número de visitantes en el casco antiguo. Así dentro de esta zona no puede haber más de 8000 personas al día y para tener un control de ello se han colocado 116 cámaras de seguridad en los diferentes puntos de entrada al centro histórico de Dubrovnik.

Además de las medidas tomadas en la parte “terrestre”, también se ha hecho lo propio con respecto a las embarcaciones que atracan en el puerto. El número de barcos que llega a Dubrovnik cada vez es mayor, aumentando anualmente casi en 100 cruceros. Por este motivo aunque no se ha limitado el número de embarcaciones que pueden llegar a la zona portuaria, lo que sí se ha fijado es un máximo de pasajeros que podrían llegar, siendo igual que para los visitantes del casco antiguo de la ciudad: 8000. A pesar de ello, las autoridades portuarias aseguran que en julio y agosto esta cifra suele superarse considerablemente. A partir de ahora Dubrovnik tendrá que esforzarse para seguir sobreviviendo.

Foto: fjaka

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...