Brooklyn no esconde su pasión por el sexo

Los residentes de Nueva York se han quejado en el año 2014 de forma repetida por lo ruidosos que son algunos de sus vecinos practicando sexo.

Puente de Brooklyn

Si viajas a Nueva York y visitas Brooklyn no te debería sorprender si escuchas, en algún bloque de pisos, gemidos producidos por relaciones sexuales. Según un estudio conducido por DNAinfo New York, de todos los registros analizados de la ciudad, el distrito de Brooklyn es el más ruidoso en cuanto a la práctica del sexo. Esta información toma de base las quejas que los vecinos han ido realizando a lo largo del pasado año.

En total se registraron 42 quejas desde Brooklyn, cifra que es representativa de una mayor cantidad de ocasiones en las que posiblemente los vecinos no se hayan quejado, dado que ya se sabe que no todo el mundo es dado a llamar a la policía para quejarse.

Por si puede resultar un dato interesante en términos turísticos, aunque es algo que desconocemos, la curiosidad se encuentra en que nada más y nada menos que 6 de las quejas de Brooklyn proceden del mismo edificio. Se trata del número 7201 de Ridge Blvd, situado en Bay Ridge. Si queremos escuchar relaciones apasionadas en Nueva York no hay duda de que deberíamos poner rumbo hacia este lugar.

Leemos en la prensa que el problema es bastante pronunciado en el edificio en cuestión, ya que el alquiler no es precisamente económico. Las tarifas de los pisos tienen un precio de 1550 dólares mensuales. Lo único positivo, en cierto modo, es que las seis quejas que se realizaron parecen estar dirigidas a la misma pareja. Si comienzan a cerrar las ventanas el problema se evitaría. Los vecinos cuentan historias de los gritos que se oyen en todo el edificio y los alrededores de este, acompañados de frases más propias de una película para adultos.

Por detrás de Brooklyn se encuentra la zona de Queens, que tiene un total de 37 quejas. Detrás están el Bronx y Manhattan, que cuentan con 31 y 23 quejas en el año 2014. Las quejas se realizan directamente en el número de teléfono 311, que fue creado para que los habitantes de Nueva York tuvieran la oportunidad de dar parte de ruidos molestos producidos fuera de un horario normal. Aunque hasta ahora la opción de ruidos sexuales no estaba entre las opciones del teléfono de quejas, a la vista de la situación actual es posible que esta se añada.

Como turistas, si dais una vuelta por Brooklyn y escucháis gemidos, no os preocupéis demasiado, porque está claro que sus habitantes se lo pasan especialmente bien.

Vía: DNAinfo

Foto: Diego Torres Silvestre

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...