Bilbao: descubrir una metropolis en la que vivir la modernidad

Bilbao es de esas ciudades que conquistan a primera vista. La modernidad que la rodea con edificios que se convierten en iconos del progreso, las buenas comunicaciones, pero también sus tierras fértiles circundantes hacen que sea una metrópolis en la que el paisaje natural también está presente.

bilbao

Probablemente elegir el norte de España cuando aún no estamos en verano conlleve sus riesgos. Ya sabemos que toda la zona del Cantábrico nos puede sorprender con un mal tiempo horrible en el que viento, frío y lluvia pueden arruinarnos un plan perfecto de vacaciones. Sin embargo, hay turistas que se quedan alucinados de lo que estos climas hacen en el paisaje, porque disfrutar de la naturaleza de esta parte de la Península y de su color verde intenso es un espectáculo que si bien para el local es algo habitual, para el que no lo vive diariamente es digno de ver. Y si se trata de contrastes naturales, creo que Bilbao es uno de esos destinos que hay que poner en un primer plano. Casi podríamos describirla como la urbe, la metrópolis que se cree natural.

En realidad estar en el centro de Bilbao es perderse en una ciudad con más de un millón de habitantes. Aunque sus edificios no nos dan la impresión de agobio que tenemos en otras ciudades, así como su fachada natural por el enclave del rio hace que crezca de forma moderada hacia ambos lados en lugar de concentrarse en el mismo punto. Sin embargo, basta subirse al funicular para descubrir la otra cara de Bilbao, esa que ves en la imagen que hemos utilizado en la portada. Una Bilbaso con innumerables tonalidades de verde que invita a respirarla, a pasearla, a disfrutarla. Es decir estamos a medio camino entre lo natural y lo creado por el hombre. Además, de esto último Bilbao también es gran ejemplo, ya que no podemos olvidar grandes obras como el Museo Guggenheim Bilbao, el Palacio de Congresos y de la Música Euskalduna, el Metro de Norman Foster, el Aeropuerto de Calatrava, las torres diseñadas por los arquitectos Arata Isozaki y César Pelli… entre un largo etcétera.

Por si ya no nos conquistase bastante esa mezcla de lo verde y lo urbano tan característica de esta metrópolis, resulta que pese a tener uno de los niveles de vida más altos de España, porque lo industrial y el crecimiento han ido en la fachada cantábrica de la mano de Bilbao, visitarla, si echamos mano de ofertas no sale excesivamente cara. De hecho, hay muchas opciones para conseguir alojamiento barato en Bilbao, y por supuesto para comer, ir de cañas o divertirse con eventos culturales. Aunque si no quieres que el presupuesto se te vaya de las manos, en este caso particular, lo mejor es siempre comparar.

Imagen: maltman23

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...