Benidorm trata de salir del paso en una de sus mayores crisis

Benidorm pasa por uno de sus peores momentos al no recibir la visita de turistas británicos y alemanes por las consecuencias del coronavirus.

El sector turístico español está sufriendo al unísono y los lamentos de los hoteleros y hosteleros se escuchan desde la lejanía. Pero hay una zona donde el golpe está sonando con más fuerza de lo habitual: Benidorm. Este lugar, elegido por británicos y alemanes como uno de los paraísos vacacionales que prefieren para sus viajes, se ha encontrado con que la falta de turistas extranjeros es insostenible, llevando a que solo haya abiertos 15 hoteles de los más de 150 que suele haber abiertos en esta época del año.

Los problemas para el sector son claros, ya que los turistas británicos y alemanes han dejado de venir debido a las restricciones del coronavirus, y aunque los españoles se han volcado en ayudar a Benidorm, la situación no es fácilmente solucionable sin los ingresos que vienen de otros países.

La región sabe la difícil situación en la que se encuentra, y aunque se intenta mantener la cabeza alta para resistir mientras todo vuelve a la normalidad, cada día se acaban encontrando nuevos hoteles que tiran la toalla, que cierran temporalmente o que incluso van a la bancarrota. Lo mismo se puede decir de los restaurantes y de otros lugares clave de Benidorm que se han encontrado, de repente, abandonados.

Con esos 15 hoteles que siguen abiertos se ofrecen alrededor de 4000 camas, una capacidad muy inferior a la habitual que solo representa el 10% de lo que puede dar de sí esta región. Lo mismo está ocurriendo en otros lugares de Alicante, Valencia y alrededores, donde las cifras no ayudan a la vista de la falta de turistas del extranjero. Además, a los españoles se nos está confinando gradualmente, aunque sea en pequeñas confinaciones, y eso de una u otra manera está provocando que los ciudadanos no piensen precisamente en viajar, ya que tienen preocupaciones más importantes.

Benidorm siempre ha sido un favorito del verano, un lugar especial. Recorrer sus calles, visitar sus tiendas y encontrar rincones especiales e inolvidables, lo convierte en un sitio fantástico. Por supuesto, sus playas, sus paseos, la relajación de la que se puede disfrutar durante el día, y la gran diversión a la que llegamos durante la noche, hacen que entendamos de forma muy lógica que siempre haya extranjeros esperando al verano para poder visitar Benidorm.

Está claro que la crisis es temporal y que antes o después todo volverá a la normalidad, pero de momento el sufrimiento al que se está sometiendo a la región es extremo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...