Dockers redefine el sinónimo de aventurero a través del concepto Challenger

Dockers se dirige con un mensaje muy claro a los Challengers, quienes viven con ambición e inquietud en su día a día.

Challengers de Dockers

Cuando sientes la aventura en tu piel necesitas viajar, descubrir mundo, explorar lugares que te inspiren y que te permitan encontrarte con nuevas sensaciones. El ADN del aventurero es claramente distinto al del cualquier otra persona, dado que tiene esa chispa que le incita a salir de su zona de confort y a confirmar que el mundo es mucho más complejo y profundo de lo que parece estar delimitado por las paredes que controlan su rutina diaria. A estos viajeros, a personas que al mismo tiempo se presionan para llegar más allá, que son inquietas y que no tienen ningún tipo de problema en afrontar nuevos desafíos, el equipo de Dockers los define como Challengers.

Pero comencemos por el principio. Dockers, la famosa marca de ropa que crea pantalones con los que podemos viajar sin límites y afrontar de manera elegante cualquier tipo de acción, quiere demostrar que su producto está siempre presente, siempre preparado. Es así como se ha dado paso a la iniciativa #DockersChallengers, con la cual han cautivado al público en este año 2018 dándole todo el peso de la acción a los propios Challengers. Para ellos un Challenger también es la persona que no se establece en una forma de vida estereotipada, que no se conforma con un trabajo sin más, que busca llegar más allá y que tiene unas ambiciones empresariales por encima de la media. Son personas que están preparadas para dejar huella, para ser especiales.

Uno de los últimos participantes en su campaña es el empresario Ross Borden, un emprendedor de San Francisco que es famoso por haber redefinido el concepto de los contenidos online relacionados con los viajes. Desde que tuvo la idea de crear la red Matador Network, que publica guías y artículos curiosos sobre distintas partes del mundo, ha congregado a su alrededor a millones de visitantes.

El concepto de aventura, de viaje de descubrimiento y de emoción que trasladan los pantalones Dockers a quienes los utilizan, se plasma perfectamente en los vídeos que ha grabado la marca y que realizan un seguimiento del viaje de Borden a través de tres destinos del mundo. La primera parte del vídeo nos lo muestra en el punto de partida: San Francisco. Dockers remarca la importancia de este lugar que tiene un aura especial que permite que los sueños se hagan realidad. No solo el negocio de Borden nació en San Francisco, sino que también lo hizo el de Dockers. ¿Casualidad? La siguiente parada del empresario es Berlín, una ciudad creativa que te envuelve con su ambiente y que es protagonista de multitud de eventos relacionados con los viajes.

La forma en la que visitamos Berlín en estos vídeos es distinta, dado que la disfrutamos a través de los ojos de Borden, que se puede comprobar que conoce bien los alrededores. Este afán de descubrimiento y aventura que acompaña a los Challengers convierte un lugar como Berlín en un destino perfecto para pasarlo bien y conectar con un destino diferente. Después será hora de terminar el viaje en México, una de las ciudades preferidas del ejecutivo en el mundo entero, donde tendrá ocasión de mezclarse con los locales, descubrir tradiciones y costumbres que han pasado de generación en generación.

Su aventura como Challenger es solo un ejemplo de los viajes que viven los aventureros, las personas inquietas que no se limitan a ver pasar los días en su hogar o en su puesto de trabajo. Para él, que creó un gran negocio de una pequeña idea, viajar sigue siendo una prioridad fundamental en su día a día, y eso es algo que a Dockers le ha gustado, porque es justamente lo que buscan cuando piensan en quién podría aprovechar en todo momento sus prendas. El camino de los Challengers continuará con nuevos destinos, más representantes de una filosofía de vida que implica moverse, descubrir, vivir de primera mano todo aquello que en ocasiones solo se lee cuando entramos en páginas como la nuestra. Ser un viajero de aventura requiere garra, corazón e inquietud, pero lo positivo es que cualquier persona puede llegar a serlo si se lo plantea.

El ejemplo de Dockers con la aventura de Ross Borden es una buena demostración de cómo no hay nadie que no pueda intentar cumplir sus sueños, derribar las barreras de lo que hasta ahora piensa que ha representado su vida y encaminarse a distintos puntos del mundo en los que disfrutar viajando. Con el paso del tiempo nuestra vida puede cambiar, pero lo que siempre nos quedará serán los kilómetros que hayamos recorrido, las experiencias que hayamos vivido y las personas a las que hayamos conocido. El espíritu Challengers envuelve a todos y realmente no hay nadie que se tenga que quedar fuera de una filosofía de vida y descubrimiento en la que viajar se convierte en una prioridad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...