Andorra se apunta al turismo alternativo

Desde los años 60 se viene desarrollando el embrión de lo que hoy llamamos turismo alternativo. Ddes Turisfera te invitamos a que te adscribas a este movimiento y conozcas una Andorra alternativa, basada en valores reales como el respeto al medio ambiente, la convivencia con la naturaleza y la revalorización del patrimonio histórico y cultural.

Naturaleza y patimonio, una manera diferente de hacer turismo

Hasta hace muy poco ni siquiera pensábamos en las repercusiones medioambientales que puede tener el turismo en el entorno natural. Ahora que los tiempos de crisis se han instaurado, puede que sea una buena época para realizar un ejercicio de autocrítica y empezar a remodelar el concepto mismo de turista. Lo que ahora necesitamos es un turismo basado en el respeto y el conocimiento de las tradiciones culturales. El medio ambiente, la historia y la cultura son las nuevas bazas del turismo alternativo.

Desde los años 60 se viene desarrollando el embrión de lo que hoy llamamos turismo alternativo. En este artículo nos referiremos sobre todo  a dos de sus ramas, el llamado turismo científico y el turismo natural. El objetivo del turismo natural es trasladar al visitante a lugares que no hayan sido perturbados por la mano destructiva del hombre, con el propósito de que podamos disfruta “con” y “gracias”a la naturaleza y no “a costa” de ella. La otra de las ramificaciones del turismo alternativo el turismo científico. Esto es, el turista disfruta descubriendo la historia y las tradiciones del lugar, guiado por profesionales de distintas disciplinas: geografía, geología, botánica, biología, zoología, etc. Por otro lado, conocer la cultura y la historia del lugar, probar su gastronomía y relacionarse con la gente también forma parte muy importante de la política de base de esta nueva concepción.

Si hay un lugar donde se apuesta directamente por un turismo diferente, ese es el Principado de Andorra. Las posibilidades que se te ofrecen para disfrutar de los regalos de la naturaleza no tienen desperdicio. Tanto el ecoturismo, las actividades en la naturaleza y los caminos de montaña se vienen fomentando desde Andorra con la intención de atraer a un tipo de turista que disfrute del medio ambiente y que, sobre todo, lo respete.  Por otro lado, Andorra ofrece a sus visitantes una gran cantidad de opciones culturales. El Principado dispone de una amplia oferta de museos y monumentos repartidos por todo su territorio, mediante los cuales el visitante se podrá empapar de toda la riqueza historica y patrimonial del lugar. La Casa de la Vall, el Centro de Arte de Escaldes-Engordany (CAEE), el Santuario de Meritxell, el Museo de la Electricidad y el de la Miniatura, entre otros, son solo una pequeña muestra de las riqueza del patrimonio andorrano.

En Andorra, la historia y el patrimonio tienen su lugar entre el turismo

En el Principado existen una serie de itinerarios ecoturísticos guiados por expertos que te enseñarán a apreciar y conocer los paisajes, la flora y la fauna del lugar. Nunca podrás cansarte de recorrer Andorra, puesto que existen cerca de 18 caminos distintos, que suponen 18 maneras diferentes de lanzarse a la aventura. Paralelamente a estos recorridos, dispones de un nuevo bus turístico impulsado por la sociedad Andorra Turisme. Así, ya sea a pie o en bus, conocer la naturaleza y el patrimonio cultural del Principado se transforma en uno de los principales intereses de nuestro viaje. Mediante el bus turístico podrás acceder a los principales monumentos e iglesias de la ruta Andorra Románica, a los museos etnográficos que reproducen la vida de los antiguos andorranos así como a los los ejes comerciales y centros de compras internacionales del Principado.

Ahora que el clima acompaña, estamos en el mejor momento para lanzarnos a unas vacaciones de lo más naturales. Si no has empezado todavía a planificarlas, te recomendamos que no te demores. Recuerda que durante los meses de primavera-verano (entre mayo y agosto), las montañas andorranas se tornan más espléndidas que nunca, convirtiéndose en el mejor escenario para disfrutar del turismo verde. Sin ir más lejos, gracias al bus turístico tendrás la oportunidad de disfrutar de las vistas panorámicas que ofrecen los valles. Toda una experiencia para los sentidos.

Cuando te recomendamos que practiques el turismo alternativo te estamos diciendo que te lances a la aventura y que conozcas la otra Andorra. La Andorra que no responde al estereotipo del esquí y del SPA, la que tiene que ver con el contacto directo con la naturaleza y el descubrimiento de los centros históricos y culturales más importantes. Un plan perfecto que combina ocio y conocimiento, respetuoso con el patrimonio. Lleva a tus hijos a conocer la extracción y fabricación del hierro entre los siglos XVII y finales del XIX. La Ruta del Hierro se encuentra a tu disposición y tiene como principal objetivo divulgar, paso a paso, las fases de producción de este material que estuvo en la base de la economía y el desarrollo del Principado. Mediante un itinerario programado podrás conocer todo el proceso, desde la extracción del carbón en las minas hasta su destino final.

Aprovecha las vacaciones para conocer cómo vivían las familias andorranas, desde el campesinado a la aristocracia. Gracias al Itinerario del Hábitat Rural podrás olvidar las aburridas lecciones de Historia, los libros y los documentales. El Itierario te ofrece la oportunidad de visitar en vivo y en real tres casas representativas del país. De esta manera, podrás trasladarte directamente a la época y conocer la cultura tradicional andorrana, fomentada en la explotación de los recursos que ofrecía anteriormente la montaña.

Contraste entre modernidad, naturaleza e historia

Por otro lado, una visita a Andorra supone reactivar tu interés dormido por la arquitectura y las bellas artes. El Bus Turístico realiza también la ruta del románico, el estilo artístico con mayor representación en el Principado.De manera fácil y cómoda podrás admirar la belleza de un tipo de arte y una arquitectura y una pintura que se aleja de los cán0nes ornamentales para tornanrse en una manera de expresar la religión. Una corriente artística cercana a lo civil, lo funcional y lo educativo.

Como el mismo espíritu románico que impregna el paisaje andorrano, desde Turisfera te proponemos un tipo de turismo alejado de ornamentos y superficialidades. Te invitamos a que conozcas una Andorra alternativa, basada en valores reales como el respeto al medio ambiente, la convivencia con la naturaleza y la revalorización del patrimonio histórico y cultural.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...