Síndrome post-vacacional: algunas ideas para superarlo con éxito

Cuando volvemos de vacaciones, son muchos los españoles que sufren el temido síndrome post-vacacional y hoy hablamos de algunas ideas para superarlo con éxito

vacaciones

Las vacaciones ya se han terminado para la mayoría. Y la verdad es que supongo que muchos de vosotros no estaréis pasando por un buen momento, precisamente porque justo llegar a la vida normal después del período vacacional suele ser una de las peores épocas que superar. Todo eso que sentimos, como por ejemplo ansiedad, estrés, parecernos que se nos viene el mundo encima, desánimo entre otros síntomas, se incorpora precisamente el término conocido como síndrome post-vacacional, y hoy vamos a hablarte de él, y de algunas ideas para superarlo con éxito.

Lo cierto es que para muchos resulta una tontería, pero el que más y el que menos siente alguno de los mencionados síntomas una vez vuelve de su período de descanso a la vida normal del trabajo. Y aunque hay algunos que lo llevan mejor que otros, a continuación vamos a darte algunos consejos para que después de esa increíble experiencia de viaje que traes bajo la manga, la vuelta a la vida real se haga al menos un poco más llevadera, aunque antes de pasar a ellos, vamos a hacer un análisis a los factores que acentúan el ya conocido mundialmente como síndrome vacacional.

Factores que hacen ser más propensos a sufrir el síndrome post-vacacional

  • Cuánto más largas sean las vacaciones, mayores son las posibilidades de sufrir alguno de estos trastornos. Aunque también depende del tipo de vacaciones que se hayan disfrutado y del trabajo al que uno se reincorpore.
  • Si se llega al trabajo con buena parte de la plantilla fuera por vacaciones, el síndrome se acentúa con la acumulación del trabajo de otros. También lo hace si sentimos que las cosas escapan de nuestro control por otros factores relacionados con los trabajadores, como despidos sin previo aviso o una mayor carga de trabajo inesperada.
  • Que haga calor nada más llegar al trabajo hace que las ganas de ser productivo y ponerse al día decaigan, aunque esto parece que según el pronóstico del clima cambiará pronto.

Consejos para paliar y conseguir superar el síndrome post-vacacional

Lo primero es no hacer un cambio drástico de hábitos. Así, si puedes, al salir del trabajo, aprovecha el tiempo libre que tienes para poder irte de terracitas con los amigos, aprovecha los planes culturales de tu ciudad en tu tiempo libre. Vamos, prueba a desconectar siempre que puedas para evitar que el trago sea más llevadero.

Olvídate del reloj. No digo que vayas a evitar poner la alarma con el riesgo de no llegar al trabajo, pero si de evitar constantemente echarle un vistazo para saber cuándo te tocará volver a casa o el horario de pausa. Solo lograrás que tu percepción de cómo pasa el tiempo sea más lenta y además que aumente la ansiedad por conseguir llegar a casa o por relajarte de todo lo que tienes que hacer en la jornada.

Gimnasio y actividades deportivas: pensar en cosas que te gusten de tu vida real, esa que no es la de vacaciones es una gran idea para escaparte del síndrome post-vacacional. Precisamente por ello volver a apostar por planes de esos en los que te encuentras con objetivos, pero que nada tienen que ver con la rutina del trabajo te mantendrá ocupado en algo que te gusta y liberará tu mente del mundo del trabajo y de la vuelta a la realidad.

Evita volver el lunes: aunque sé que no siempre es posible, aprovecha si puedes a comenzar el trabajo un día que no sea el lunes. Lo asociamos siempre con el peor día de la semana, y que sea el primero en el que comienzas a trabajar después de las vacaciones puede ser el desencadenante de que caigas precisamente en esta pequeña depresión.

Aunque cada cuál es un mundo y lo que a algunos les afecta más a otros nada, o incluso lo que hace que muchos lo sufran hace que a otros les ayude a superarlo, hay que tener en cuenta que el cambio entre la vida de vacaciones y el día a día es muy brusco, y no caer en el síndrome post-vacacional es una cuestión de que hacer que ese cambio sea lo más natural posible. Así que hagas lo que hagas, piensa en esa baza. Y recuerda también que el año que viene podrás volver a disfrutar de tus vacaciones y que además seguro, serán aún mejores que las de este año ¿Qué te parece?

Imagen: gingerpig2000

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...