Si viajas a Australia, quizá tengas que hacer cola

Un informe publicado desde Australia desvela cómo los habitantes de su país están tomando la costumbre de hacer colas por todo.

Logo de una tienda Sephora

Lo han comentado varias personas desde tiempo atrás, pero al final, el último “incidente” ocurrido en Sydney, ha llevado a que algunos de los periodistas australianos pongan el grito en el cielo. Están cansados de que su país se vea absorbido por colas constantes que solo derivan en una pérdida de tiempo para muchos de los ciudadanos del país, aunque son ellos los que voluntariamente se introducen en las líneas de espera.

Hacer cola es algo que nos suena a todos. Todos hemos hecho cola alguna vez. En los últimos años se está poniendo de moda hacer cola para algunas cosas que en el pasado no captaban tanto la atención. Ahora hacemos cola para comprar un iPhone y también hacemos cola, aunque esto ocurre desde mucho tiempo atrás, para comprar las entradas de un concierto o un partido. En el segundo caso es algo totalmente justificado, dado que las entradas se agotan. Los australianos, como decimos, hacen cola para todo, así que si tenéis pensado viajar a Australia, es más que probable que os encontréis en alguna ocasión con una de estas colas.

Es bueno saber que no es un caso aislado, sino que existe algún tipo de afición no reconocida a organizar colas interminables que en algunos casos no recompensan de manera proporcional el haber estado esperando durante horas.

La cola que ha desatado la polémica ha sido la que se ha organizado en el exterior de la tienda Sephora en Pitt Street Mall, en Sydney. Más de 100 personas hicieron cola durante horas para poder acceder las primeras a esta tienda de productos de belleza, bien conocida en todo el mundo porque sus franquicias son habituales (seguro que habéis visto alguna en vuestra ciudad). El secreto de la cola parecía encontrarse en que había una promoción con descuento, aunque todo indica que era algo que estaría disponible también al día siguiente. Los clientes esperaron durante horas para comprar cosméticos que difícilmente se iban a agotar y que tenían a la venta en tiendas a pocos metros de donde estaban.

En otras ocasiones los australianos han hecho cola durante horas para, por ejemplo, entrar en la inauguración de la tienda H&M, otra vieja conocida de nuestras fronteras. También han esperado un tiempo moderado para tomarse un helado o para pedir en la barra de un bar. Si seguís la fuente veréis un reportaje fotográfico que se nutre de Twitter con muchas fotos de lo que os estamos contando. Así que si visitáis Australia, no os extrañéis si veis colas un poco diferentes a las de vuestras ciudades.

Vía: Mashable

Foto: Bruno Cordioli

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...