Reino Unido prohíbe viajar con algunos dispositivos electrónicos

Reino Unido se pone firme ante el peligro y la amenaza terrorista que rodea al país tomando una decisión que no ha sido bien recibida.

viajar con portátil

En los últimos días Reino Unido ha vuelto a ser protagonista de un nuevo ataque terrorista. La semana pasada un ciudadano británico irrumpió en la plaza del Parlamento londinense atacando a uno de los guardias de seguridad y atropellando con su vehículo a un gran número de personas. Más de 40 heridos y 4 fallecidos, entre los que se encontraba el atacante, fueron el resultado final de este suceso.

Aunque en la capital no tardó en restablecerse la rutina y la normalidad entre los ciudadanos, desde el gobierno central se tomaron medidas de seguridad más restrictivas y una de las últimas que se han aprobado está relacionada con los vuelos al país. Siguiendo la estela de los estadounidenses, el gobierno británico ha decidido prohibir a algunos pasajeros viajar con dispositivos electrónicos.

Concretamente, esta medida afecta a varios vuelos procedentes de África y Oriente Medio. Así, todos aquellos que viajen a Reino Unido desde Turquía, Jordania, Egipto, Túnez y Líbano, tendrán que facturar cualquier aparato electrónico que lleven en ese momento. Al hablar de dispositivos electrónicos el abanico que se agrupa es bastante amplio. Por ello el gobierno británico ha especificado qué tipo de dispositivos son los que tienen la prohibición y cuáles son las medidas concretas que no pueden sobrepasarse.

Los pasajeros no podrán subir a bordo ningún aparato electrónico que supere los 16 centímetros de alto, un grosor de 1,4 centímetros y una anchura de 9,3 centímetros. Teniendo en cuenta estas medidas la prohibición incluye los ordenadores portátiles, reproductores de DVD y CD, cámaras de fotografía, videoconsolas y tablets. De momento las autoridades han explicado que la mayoría de los smartphones no superan el tamaño establecido, por lo que se podrá viajar con el teléfono móvil.

En cualquier caso, las diferentes compañías que se vean afectadas tendrán que poner a disposición de los pasajeros un sistema de facturación exclusivo para este tipo de aparatos que irán a parar directamente a la bodega del avión. En concreto, ocho compañías británicas y otras seis aerolíneas extranjeras son las que tendrán que modificar sus servicios debido a las medidas restrictivas adoptadas por el gobierno del Reino Unido.

Reino Unido no es el primer país que ha llevado a cabo esta prohibición. Hace días ya hacía lo propio Estados Unidos por una posible amenaza terrorista que podía afectar el país. Sin embargo, el gobierno de Trump no ha sido tan estricto en este sentido, puesto que sus restricciones afectan a Qatar, Emiratos Árabes Unidos, Marruecos y Kuwait. Para tomar esta decisión las autoridades británicas han estado en contacto continuo con el gobierno estadounidense para así poder llegar a un consenso y delimitar a qué amenazas podrían estar expuestos y qué tipo de medidas debían llevarse a cabo. Aunque los especialistas en seguridad de Reino Unido han incluido también los vuelos procedentes de Túnez.

seguridad en el aeropuerto

En cualquier caso, el portavoz del gobierno británico ha explicado que ante todo la preferencia es la seguridad de los ciudadanos y que los pasajeros estén tranquilos a la hora de tomar un vuelo. Estas medidas restrictivas no están exentas de polémica, dado que las opiniones no se han hecho esperar y las autoridades de algunos de los países afectados no han visto bien estas prohibiciones, al igual que las compañías que tendrán que modificar sus servicios. A pesar de todo, estas medidas entrarán en vigor de forma inmediata y seguirán llevándose a cabo por un periodo de 6 meses como mínimo. Según las autoridades, este es un tiempo prudencial para conocer si disminuyen los riesgos de amenazas.

La pregunta que podemos hacernos es hasta dónde nos va a llevar este tipo de situación de control y seguridad en los aeropuertos. ¿Estamos destinados a ese futuro hipotético en el cual solo podamos viajar con la ropa puesta y una maleta idéntica para todas las personas en la que se incluyan los recursos básicos de higiene y uso diario? Hay muchas teorías sobre cómo podría reducirse a cero el riesgo en los aviones y algunos expertos apoyan este tipo de idea en la cual se limitaría nuestro libre albedrío a favor de implementar unos mayores controles. El mundo es cada vez más inestable y es una medida que quizá podría reducir los incidentes y situaciones peligrosas. ¿Pero a qué precio? Esa es siempre la pregunta que nos hacemos.

Ahora mismo no podemos viajar con ordenadores portátiles entre estos países y otros dispositivos también se han visto afectados. La sociedad no mejora en cuanto a los controles de seguridad, sino que parece poner tiritas en aquellas situaciones más complejas que no se terminan de resolver de una forma positiva. No es el tipo de desarrollo y evolución que esperamos del turismo internacional y ni mucho menos del tipo de transporte más seguro del mundo. Pero conviene tenerlo en cuenta, porque hoy no nos afecta, pero quizá en el futuro nosotros también debamos dejar el portátil en la bodega.

Foto: PexelsBonnieHenderson

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...