¿Qué cosas desagradables hacen los turistas por el mundo?

Un estudio de Travelzoo desvela que los turistas del mundo tienen costumbre de hacer cosas desagradables en sus viajes.

Turista en la piscina

Se cree que los viajeros son bastante liberales en el momento en el que salen de su país. Se sienten libres para hacer cosas que no harían en otras situaciones. ¿Pero qué es exactamente lo que hacen? ¿Cuáles son las cosas más desagradables que llevan a cabo en el momento en el que salen de su nación y se sienten libres?

Un estudio reciente realizado por Travelzoo ha querido descubrir qué opinaban al respecto más de 9000 viajeros. Y algunas de las respuestas nos las imaginábamos, pero otras son un poco más sorprendentes y desagradables de lo que podríamos imaginar. Las respuestas se han agrupado en cinco bloques distintos que reúnen las opiniones de los nortamericanos, británicos, alemanes, canadienses y chinos.

Sobre los robos en los hoteles, algo de lo que ya hemos hablado en profundidad en otros casos, un 69% de los norteamericanos admite que se suele llevar cosas como las toallas. Los alemanes, con un 20%, son los que menos cosas se llevan de los hoteles. Por su parte, los norteamericanos son también los que más orinan en piscinas ajenas con un 64%, y los que menos los chinos con un 41%, lo que no se trata precisamente de un porcentaje reducido.

No sabemos si son sinceros y muy comprometidos con sus relaciones o si en los datos hay un poco de mentira, quién sabe, pero solo un 10% de los alemanes ha reconocido haberle sido infiel a su pareja en las vacaciones en el extranjero. Se trata del porcentaje superior, mientras que solo un 2% de los canadienses fue infiel en las vacaciones.

También se han planteado preguntas no directamente sobre el comportamiento, sino acerca de otras acciones relacionadas con la previsión de los viajes. Por ejemplo, un 24% de los norteamericanos ha fingido estar enfermo para poder alargar sus vacaciones un poquito más. Y un 70% de los chinos ha utilizado el tiempo en el trabajo para buscar información sobre las vacaciones. Por último, solo un 7% de los alemanes dice que después de unas vacaciones ha ido a un salón de bronceado para ponerse más morenos y sorprender un poco más a sus conocidos.

Faltaría conocer los datos de otros de los viajeros, especialmente de los españoles y europeos en general, pero esto nos proporciona un reflejo claro de algunas de las costumbres. En general vemos que el comportamiento es mucho menos desagradable de lo que podríamos habernos imaginado en primera instancia, así que no podemos estar insatisfechos.

Vía: Travel Zoo

Foto: PublicDomainPictures

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...