Prohibido viajar solo al Tibet

La región autónoma del Tibet, al sureste de China, es popular en gran parte por su tradición budista. Y en consecuencia, y dado el aislamiento de sus monasterios en pleno entorno montañoso, ha sido un lugar muy vinculado al aislamiento y al autoconocimiento. Sin embargo, las cosas en el Tibet no están precisamente tranquilas, a pesar del carácter pacífico de la mayor parte de sus habitantes. La represión militar por parte de China está llevando a los tibetanos a considerar la protesta una segunda forma de vida, y a vivir en una tensión constante.

Protestas por la ocupación de Tibet frente al consulado de China en Vancouver, Canadá


Según un artículo reciente del New York Times, al menos 38 tibetanos se han prendido fuego a sí mismos como señal de protesta desde 2009. De todos ellos, 29 han muerto. La gran mayoría son monjes -y alguna monja- del Monasterio de Kirti, en la provincia de Sichuan. Un lugar sagrado que el asedio por parte de los paramilitares ha convertido prácticamente en una cárcel, con medidas de seguridad y de control extremas. No obstante, los dos casos más recientes de inmolaciones tuvieron lugar en Lhasa, la capital del Tibet, y fueron llevados a cabo por dos mujeres.

Esta situación de tensión constante ha llevado a las autoridades chinas a establecer medidas para el control de la llegada de turistas al Tibet. Según lo establecido, los extranjeros que viajen en solitario no tendrán permitida la entrada en esta región. De hecho, solo podrán acceder a la zona grupos de cinco personas de una misma nacionalidad acompañados de un guía chino.

Según parece, la medida se mantendrá durante todo el mes de junio, aunque se desconoce su continuidad. “Las disposiciones cambian continuamente”, ha manifestado una empleada de una agencia de viajes asiática. Y es que la situación en el Tibet es de lo más inestable, motivo por el cual algunas empresas turísticas han optado directamente por cancelar los viajes a la zona.

Las primeras especulaciones hablaban de un festival tibetano, Sagadawa, como motivo de la restricción a la entrada de viajeros. Dicha festividad, que conmemora el nacimiento, muerte e iluminación de Buda, comenzó a celebrarse hace apenas unos días. Sin embargo, el motivo de fondo ha acabado saliendo a la luz. El Tibet, emblema de los retiros espirituales en un entorno de paz y armonía, es en realidad una región que vive sometida por la fuerza de un estado mayor, y que vive en la paradoja de no haber encontrado aún la paz y la armonía real.

Encontraréis más información sobre el Tibet, sobre la causa tibetana y sobre la mejor manera para viajar a este lugar en la web de la International Campaign for Tibet.

Foto: SqueakyMarmot en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...