Peak Tram, 125 años transportando pasajeros a la cima de Hong Kong

Este peculiar tranvía salva en 10 minutos un desnivel de más de 500 metros y lleva a sus pasajeros a la cima de la Cumbre Victoria, desde donde se obtienen las mejores vistas de Hong Kong. Este año, además, celebra su 125 aniversario.

peak tram

Dicen que uno no ha estado realmente en Hong Kong si no ha disfrutado de su skyline desde la Cumbre Victoria, conocida popularmente como “The Peak”. Con una altura de 552 metros sobre el nivel del mar, durante décadas se ha ganado la fama de ser el mejor mirador sobre la mega urbe china. Y desde hace 125 años coronarla es muy fácil gracias a su tranvía, a día de hoy un emblema a la altura del pico que corona.

El Peak Tram nació en 1888 con una premisa sencilla: transportar a residentes y trabajadores de la zona. Quizás por eso tenía capacidad solo para 30 viajeros, que eran transportados en vagones de madera y desplazados gracias a la energía del vapor.

Hoy los vagones de aluminio del Peak Tram tienen capacidad para esta 120 pasajeros, y combinan la modernidad en funcionamiento y materiales con un aspecto tradicional que nos recuerda que estamos dentro de un transporte histórico. Tan histórico que es parte inseparable del turismo en la ciudad.

El Peak Tram, además de pasajeros, tiene hoy un museo propio que recorre la historia que ha acumulado durante 125 años. Y por si fuera poco, culmina una cumbre que hoy en día ofrece muchos más atractivos que las simples vistas de pájaro. El más popular es el centro comercial en su cima, con una amplia oferta de restaurantes y ocio y con un mirador de 360º sobre la ciudad.

El Peak Tram no es peculiar solo por el lugar al que nos transporta, ni por conectar el centro de Hong Kong con uno de sus pulmones. Dada la inclinación que alcanza, más que tranvía a modo de cremallera podría ser un funicular. Hablamos de una inclinación de hasta 27º, que dicho así suena a poco pero es una barbaridad.

La “suerte” de que no sea un funicular es que el Peak Tram ofrece una experiencia única. Porque si en los funiculares el nivel del suelo se adapta a la inclinación a alcanzar, en el Peak Tram el “modesto” funcionamiento del tranvía debe salvar el desnivel como si fuera a pie plano, y sus pasajeros quedan prácticamente recostados en el asiento.

Por el camino los rascacielos parecen caer por la ladera de la montaña, y solo los más resistentes al vértigo se atreverán a girar la cabeza y disfrutar de las magníficas vistas. Tras pasar por espesos caminos entre árboles y rezar por no caer marcha atrás, el tranvía recuperará su horizontalidad.

Sin duda, y con motivo de su aniversario, el 2013 es un gran año para disfrutar de Peak Tram. Los usuarios de Visa de todo el mundo disfrutarán de descuentos tanto en el trayecto como en la oferta de restauración y ocio en la cima, como podéis comprobar en este enlace. Y además, nos esperan actividades promocionales y una nueva mascota, Bobo, que conmemorará estos 125 años con los visitantes.

El Peak Tram circula cada 15 minutos, y el trayecto una vez en él dura algo más de 10 minutos. El viaje de ida y vuelta cuesta 40 HKD, unos 3,85?. No obstante, se recomienda utilizar el tranvía solo para subir, y descender a pie disfrutando de las zonas verdes y las espléndidas panorámicas. Ni que sea por las también espléndidas colas que nos esperan para acceder al tranvía en cualquiera de sus trayectos, y que hacen que ir a horas poco concurridas sea la mejor opción.

¿Preparados para un viaje tan vertiginoso como centenario?

Foto: wiredtourist.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...