París está perdiendo una gran cantidad de turistas

El turismo en París ha bajado debido a varios motivos, como el deterioro de sus calles y el miedo al terrorismo.

Problemas para París en 2016

París, una de las capitales más emblemáticas de Europa, además de ser un destino muy demandado para ir de vacaciones se encuentra en horas bajas. El pasado año registró los índices de turismo más bajos de prácticamente su historia, donde se contabilizaron pérdidas de hasta dos millones de visitantes. Parece ser que las causas de este descenso son los ataques terroristas y la degradación del centro histórico.

No es de extrañar que los turistas no hayan elegido esta ciudad como lugar de vacaciones en 2016, teniendo en cuenta que muchos de sus edificios más famosos están prácticamente cercados por un gran número de soldados armados. Así, además de visitar la catedral de Notre Dame o la Torre Eiffel, también se puede conocer el trabajo de los gendarmes. Esto puede llevar a que los turistas sientan miedo en la capital parisina tras los atentados terroristas que la ciudad ha sufrido en los últimos tiempos.

Por otro lado, el centro histórico de la ciudad está cada vez más deteriorado. En los más famosos lugares de París podemos encontrarnos un gran número de mendigos pidiendo limosna, un sector de la población más pobre paseando por ellos e incluso un peor cuidado de los mismos, llegando a dar una sensación de suciedad por las calles.

En los Campos Elíseos, esa gran avenida repleta de tiendas de lujo ahora también podemos ver vagabundos cada 50 metros, puestos ambulantes de hamburguesas o vendedores de castañas, lo que estropea la imagen de la que era hasta hace poco una de las zonas más chic de Europa. Esto ha llevado a una bajada considerable de afluencia de turistas. Sin ir más lejos, las visitas al Arco del Triunfo (donde comienza esta avenida) han sufrido una caída de casi el 30% en 2016.

De igual modo, el Grand Palais también se ha visto afectado. Uno de los lugares parisinos donde se han consagrado un gran número de exposiciones ahora se ve rodeado de puestos de venta de churros o tiendas de bisutería barata, lo que provoca que se acerquen a esa zona un tipo de público más modesto y suburbano, que puede resultar incómodo para los turistas más convencionales y de clase media. En cualquier caso, parece que el deterioro del centro histórico y las zonas más turísticas, así como los ataques terroristas que se han sucedido, son los principales motivos por los que París cerró el año con pérdidas en el número de visitantes.

Foto: skeeze

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...