Nuevas medidas para que los Juegos Olímpicos de 2020 sean más seguros

La última de las decisiones tomada para que los Juegos Olímpicos no tengan incidentes implicará que los atletas no podrán organizar fiestas o salir de turismo.

Hace poco hablábamos de cómo el Comité Olímpico estaba deliberando en Japón sobre qué medidas adoptar para garantizar la seguridad en la celebración de los Juegos Olímpicos de 2020 que se llevará a cabo en 2021. Decíamos que estaban pensando todo muy a fondo con la intención de evitar cualquier tipo de riesgo.

Ahora ya se han desvelado algunas de las medidas y posiblemente los atletas no vayan a quedar muy contentos. Porque lo que se ha anunciado es que esta celebración de los Juegos no será la habitual experiencia vacacional-turística que viven los deportistas que llegan de países del extranjero. En realidad, el gobierno japonés quiere que los atletas vengan, compitan y que poco después se marchen a casa. Y por mucho que para los atletas pueda sonar un poco excesivo e injusto, lo cierto es que en una situación como esta se trata de una medida inteligente y necesaria.

Pensemos que van a venir del extranjero más de 10 mil personas y que, por otro lado, se sabe que las juergas de las que disfrutan los atletas al terminar los Juegos, son bastante legendarias. Además, la actitud conservadora y cuidadosa se aplicará a la vida de la que disfrutarán los artistas en la villa olímpica.

Se ha mencionado que no se permitirán las fiestas, ni los encuentros, ni ningún otro tipo de celebración privada, ni por la noche, ni por la mañana a primera hora, ni en ningún momento. Esto, posiblemente no gustará nada a los atletas, ya que existe una pequeña tradición de vivir el tiempo en la villa olímpica al máximo conociendo a personas de otros países y disfrutando, en algunos casos, encontrándose con ídolos a los que hasta ahora no habían tenido la oportunidad de saludar. Posiblemente tampoco estén contentas las empresas dedicadas al mercado del preservativo, ya que son conocidos los pedidos de miles y miles de unidades que se solicitan para los habitantes de las villas olímpicas en cada celebración de los Juegos.

También se ha desvelado que en la ceremonia de los Juegos solo podrán participar los atletas y un equipo de seis representantes de cada uno de los países invitados. Esto significa que todos los profesionales de relleno que ocupaban los desfiles cuando los atletas preferían descansar y no participar en la aparición, no podrán estar presentes esta vez. Esto podría llevar a que los desfiles sean de lo más particulares, con grupos pequeños en comparación a otras ediciones.

Por ahora, eso sí, parece que todos los atletas tendrán la oportunidad de desfilar si están interesados en ello. Pero antes de iniciar el desfile parece que se harán pruebas del coronavirus a todos los presentes, lo que les impediría saltar al ruedo si estuvieran contagiados y posiblemente también les descalificaría para la competición.

Sobre el público, Japón quiere que haya fans del extranjero animando a sus equipos, pero de momento no quieren hablar de números, porque en cualquier caso seguro que son cifras muy pequeñas. Los representantes del evento han dado prioridad a las familias de los atletas, a quienes les gustaría que, si quieren venir a Japón a ver a sus hijos, no se pierdan la oportunidad de hacerlo. Pero tal y como indican, todavía es pronto para llegar a conclusiones que requieren mucho más estudio, análisis y, ante todo, ver cómo progresa todo lo relacionado con el virus en Japón.

Los últimos días han marcado una tendencia al alza en contagios que está provocando preocupación en las altas esferas del gobierno. Durante dos días consecutivos se han superado los récords de infecciones, en parte porque según se cree, hay personas que están relajando su protección debido a lo mucho que se habla sobre las vacunas y acerca de cómo están muy cerca del mercado. El Primer Ministro Yoshihide Suga ha declarado que el país se encuentra en estado de máxima alerta y que pide a todos los ciudadanos que se retiren la mascarilla lo menos posible a lo largo del día. Por ejemplo, pide que en los restaurantes solo nos quitemos la mascarilla para meternos la comida en la boca y que luego nos la volvamos a poner, ya que eso reduce las posibilidades de que se produzcan focos de infección.

También se recomienda que los grupos de personas que se reúnan sean de un máximo de cuatro, lo que podría ayudar en gran medida a poner freno a la infección. De momento lo que sigue vigente son las campañas de apoyo a los negocios locales, como Go to Travel, por la cual se anima a los ciudadanos para que salgan de viaje, hagan excursiones, visiten lugares turísticos (a ser posible que no estén masificados) y que salgan a comer para apoyar a los restaurantes). Japón no detiene el país, sino que solicita la colaboración ciudadana para que todo vaya bien. De momento, el plan está saliendo a pedir de boca.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...