Napcab: la moda de dormir en aeropuertos en habitáculos pensados para ello

Aunque por el momento a España no han llegado, se conoce con el nombre de napcab a “cabinas de siesta”. Se trata de un habitáculo diminuto en el que se puede echar tranquilamente una cabezada en los aeropuertos que las incluyen.

dormie en aeropuerto

Así son las napcab, o "cabinas de siesta" del aeropuerto de Munich

Está claro que el mundo de los viajes evoluciona. Y dormir en los aeropuertos ha sido desde siempre una opción para muchos viajeros. Los hay que lo han hecho por simple aventura. Los que han probado a dormir en aeropuertos por la necesidad de estar a una hora temprana para coger el avión. Y los hay que lo han hecho por no poder costearse el alojamiento. En todo caso, parece que lo de dormir en el aeropuerto podría pronto convertirse en un negocio. Al menos si echamos un vistazo al nuevo invento que luce ya la terminal de Munich. Se trata de las que ves en la imagen superior, conocidas por su nombre en inglés, napcab y que vendrían a significar literalmente algo así como “cabinas de siestas”.

También podríamos intentar ser un poco menos exquisitos con el lenguaje y llamarles cabinas para dormir, o cabinas del sueño, pero la verdad, viendo las dimensiones tan escasas que tienen, no creo que ningún viajero, ni siquiera los que se adaptan casi a cualquier entorno, tenga muy sencillo lo de dormir plácidamente en un espacio tan reducido y además en medio de la terminal de pasajeros. Pero bueno, si no queda más remedio, supongo que el invento puede llegar a ser incluso rentable. Y digo rentable porque estas ya famosas napcab se pagan y bastante bien.

Claro que teniendo en cuenta que en los aeropuertos todo cuesta el doble de lo normal, los escasos centímetros que nos permitirían dormir un rato en el aeropuerto parecen ir en la norma de los precios que pagamos por cualquier producto o servicio en la terminal. Así, dependiendo de la hora, las napcab cargarán al viajero, que debe pagar obligatoriamente con tarjeta una deuda en forma de depósito de 120 euros. De ellos irán detrayendo importes según esta tabla: En horario de 6 de la mañana a 10 de la noche el precio que se cobra es de 15 euros la hora. Si queremos echarnos una siesta entre las 10 de la noche y las 6 de la mañana, el coste desciende hasta los 10 euros por hora. Está claro que el servicio es casi de un cinco estrellas. Aunque claro, con los justos centímetros para poder acostarse. Es lo que tiene querer buscar dormir cómodo en el aeropuerto. Y yo, particularmente, me negaría a pagar este importe tan elevado. ¿Y tú?

10 euros

Imagen: mava

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...