Los palos selfie también pueden ser prohibidos en España

Los palos selfie se vuelven a convertir en el enemigo público número 1 de estructuras protegidas como el Alcázar de Sevilla.

Selfie en España

Desde hace unos meses se habla mucho en el mundo del turismo sobre el problema en el que se han convertido los palos selfie. Hay viajeros que han hecho uso de ellos en lugares donde no deberían haberlos utilizado, como en museos o estadios deportivos. Y esto ha llevado a que las responsables de estos lugares tomen la decisión de prohibirlos. Algo que se ha presenciado principalmente en el extranjero, pero que también puede comenzar a ocurrir en España.

De momento llegan noticias desde varios puntos del país en los que se estudia prohibir este tipo de accesorio. Uno de ellos es el Alcázar de Sevilla, el cual se trata de cuidar por todos los medios para que no sufra ningún tipo de daño con el paso del tiempo. Cada vez hay más visitantes y se está viendo cómo algunas de sus acciones están teniendo resultados muy nocivos en la estructura. El palo selfie, que se utiliza para extender la distancia con la cual nos separamos del móvil, tiene consecuencias graves por posibles choques o incluso caídas que se pueden producir debido a su uso.

Los selfies son una tendencia que sigue muy de moda aunque ya haya pasado un tiempo desde que se instauró como la nueva moda de hacer fotografías entre personas del mundo entero.

Además de los selfies habrá otras medidas de seguridad que se van a valorar para respetar la estructura del Alcázar de Sevilla de la mejor forma posible. Por ejemplo, se plantean prohibir las maletas de estilo trolley, que pueden ser muy negativas para el suelo debido al constante paso de las ruedas. Y no olvidemos el uso del flash, que tras ser prohibido en multitud de lugares e instancias clásicas, podría convertirse en otro de los factores prohibidos en este monumento.

La Alhambra de Granada es el otro gran monumento que también podría implementar la medida de prohibir los palos selfie para tristeza de quienes tienen la costumbre de no separarse de ellos. Los mismos principios que se aplican al estudio de viabilidad de seguridad del Alcázar se aplican a la Alhambra, lo que implicará que las mencionadas maletas y los flashes también acabarán quedando al margen. Es parte de las medidas lógicas que se deben introducir en monumentos y lugares protegidos por la UNESCO debido al exagerado uso que se está haciendo de este tipo de accesorios, que ya han llegado a provocar incidentes graves en otros lugares.

Vía: ABC

Foto: pixolga

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...