Los límites de la ubicuidad (en el turismo 2.0 y 3.0)

Las aplicaciones móviles son el futuro de la industria turística que se expande vertiginosamente en la web; pero la batalla entre los dos más grandes desarrolladores de aplicaciones y fabricantes de dispositivos móviles nos obligan a elegir, resignar y sufrir el fruto de sus enemistades.

Quienes participan activamente del mundo del turismo 2.0 saben que parte importante del futuro desarrollo del mismo se encuentra estrechamente vinculado al desarrollo de aplicaciones móviles que darán la tan “mentada” ubicuidad que esperamos llegue y pronto -como en una carrera desesperada contra el tiempo- para, definitivamente, eliminar las limitaciones en el e-Travel.

Y en la actualidad de los smartphones, la carrera parece más fuerte, casi mortal, entre Android y Apple IOS, dos de los desarrolladores más inquietos y con mayor cantidad de súbditos dispuestos a todo.

Afortunadamente, los dispositivos móviles son mucho más actuales que los de escritorio y portátiles y sus usuarios son, además, más adeptos a la tecnología: actualizan a las últimas versiones de las aplicaciones.

Si tenemos en cuenta a los usuarios de iPhone e iPad (según estadísticas oficiales de Apple), se puede ver casi seis de cada diez están en la última versión de IOS, más de 9 de cada 10 están en 4.2 y prácticamente todos están en IOS 4.0 o superior. Las cifras son similares para el IPAD.

Ahora, en contraste con las estadísticas oficiales más recientes de Android (01/04/11) donde el 63% de los usuarios se encuentran en Froyo release (Android 2.2), mientras que sólo el 2,5% se encuentran en una versión de Gingerbread (Android 2.3), y sólo la tablet de Motorola XOOM en Honeycomb (Anrdoid 3.0).

Eso deja a una tercera parte de un total usuarios de Android en Android 2.1 y anteriores. Ahora, mientras que 2.1 y 2.2 no suena como una gran diferencia, la funcionalidad y el rendimiento de las dos versiones son muy diferentes.

Froyo trajo la tan anunciada compatibilidad Adobe Flash (aunque la mayoría de dispositivos Froyo hoy no tienen CPU para apoyar la aceleración de hardware en el punto 10.2).

Además muchos de los teléfonos Android se ven obstaculizadas de ser actualizado a nuevas versiones del sistema operativo por el fabricantes de teléfonos que han implementado mecanismos de interfaz de usuario personalizada.

Así, la única manera de que muchos propietarios de Android de actualizar su sistema operativo es comprando un nuevo teléfono – lo que significa que podría ser un lastre para poner fin a los contratos de 1 o 2 años de los prestadores del servicio.

En definitiva, es verdad que las aplicaciones móviles harán la próxima revolución en la industria del turismo 2.0 (y muchas otras, por cierto), sin embargo, la batalla campal entre Google y Apple, iOS y Android, nos hará rehenes durante algún tiempo más, obligándonos a adaptarnos a la falta de estándares y tener que elegir entre un mundo móvil u otro.

Apple, iOS, iPhone, iPad ofrece aplicaciones estables, actualizables, abundantes: casi cualquier programa o servicio de Travel 2.0 ya tiene su App en la App Store.

Google, Android y los muchos móviles con este sistema operativo en sus diversas versiones permiten encontrar aplicaciones gratuitas, liberadas, personalizables pero inestables y, todavía, con grandes carencias.

En el medio, el viajero que busca herramientas móviles para reservar vuelos, hoteles, conocer el clima, conectar con viajeros, hacer hojas de ruta, etc.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...