La casa invertida de Alexánder Donskói: de visita turística obligada en Moscú

Un milagro de la arquitectura. Un lugar de visita obligado. O casi un reto para la ciencia. Hay muchas maneras de definirlo, pero está claro que nadie se quiere quedar sin ver el nuevo monumento de la casa invertida en Moscú firmado por Alexánder Donskói

Moscú casa al revés

Algunas imágenes del último proyecto de Alexánder Donskói que podemos ver en la red nos dan a entender el porqué de tanto interés en el proyecto. Y es que si nos parecía poco habitual que una vcasa pudiese comenzarse a construir por el tejado, menos habitual aún es el hecho de que el tejado se convierta en las bases de la edificación. En todo caso, aunque se trate para muchos de una obra de arte, para otros de una reinvindicación en cuanto a la realidad cotidiana que damos por única, y para otros en un desafío a la arquitectura, en nuestro blog nos interesa más el punto de vista del interés turístico que la obra ha suscitado en el centro de Moscú, que es dónde puedes encontrarla.

Puede que el asunto de tener una casa al revés te suene de bastante antes que de este actual proyecto de Alexánder Donskói del que te hablamos hoy. Y en realidad, la idea ya se llevó a cabo en Polonia, y resultó también un muy buen recurso de promoción turística. Sin embargo, el proyecto ruso presume de haberlo realizado en un tiempo récord ya que la casa de madera con tejado a dos aguas construida al revés se ha alzado en tan solo 45 días, frente a los 114 del proyecto del país vecino. Son parecidas, pero por el hecho de suponerse un concepto mejorado al ser una segunda realización, tener al personaje detrás de él, y estar en una de las zonas más transitadas de Moscú, junto con haberla levantado en tan solo mes y medio, han sido los argumentos que la han convertido en noticia.

Evidentemente, la casa al revés o casa invertida de Alexánder Donskói no lo es solo por fuera. Por dentro, todo está justo en nuestras cabezas, cuando debería estar en nuestros pies. Y aquello que estamos acostumbrados a tener bajo los pies, lo tenemos, justo sobre la cabeza. La sensación del descontrol, de vértigo y de que el mundo en realidad no va bien es bastante habitual en la casa del artista, y desde luego, la reflexión está más que asegurada. Y si bien aquellos que no pueden visitarla en la capital rusa, pueden echar un vistazo a las imágenes del primer link, los que vayan a hacer un viaje a Moscú deberían apuntar a la visita en el centro de exposiciones de la ciudad. Y los que las pospongan, que tengan en cuenta que puede que pronto Donskói cuente con un proyecto similar en San Petersburgo.

Imagen: Rodolfo Vargas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...