La Almoraima, una finca de gran riqueza natural con pretendientes multimillonarios

El empresario François-Henri Pinault y la actriz Salma Hayek ya han visitado esta finca rústica valorada en 300 millones de euros.

Hace unos días nos enteramos que la finca de La Almoraima en Cádiz ya tiene firmes pretendientes. Se trata de la pareja formada por François-Henri Pinault y Salma Hayek, quienes están interesados en comprársela al Gobierno por 300 millones de euros. Y no son los únicos a los que esta cifra les debe parecer calderilla porque hasta aquí se han acercado unos 12 inversores extranjeros. Aunque, bien mirado, la riqueza natural de este lugar es tal que cualquier precio es bajo, por lo que sería mucho más prudente no ponerle ninguno.

El asunto arrastra una gran polémica ya que el Gobierno está empeñado en vender la finca pero la Junta de Andalucía se opone por temor a que los multimillonarios la conviertan en un negocio de lujo. Y es que en la actualidad en La Almoraima se realizan actividades forestales, agrícolas y ganaderas, siendo una de las más importantes la de producir y transformar el corcho para su posterior venta. También se cultiva algodón, cítricos, diferentes cereales y habas, que sirven a su vez para alimentar el ganado vacuno y ovino de la finca. Entre el vacuno destacan dos razas típicas andaluzas que se encuentran en peligro de extinción: la Raza Pajuna y la Raza Cárdena Andaluza. Almoraima S.A. es la sociedad estatal encargada de explotar el latifundio en dependencia del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

La finca está situada en el término gaditano de Castellar de la Frontera y se extiende a lo largo y ancho de más de 14.000 hectáreas de terreno, de los cuales el 90% coincide con el Parque Natural de los Alcornocales. Este parque es tan extenso –167.767 hectáreas- que empieza en las sierras del interior de Cádiz y no termina hasta llegar a las playas de Tarifa, por lo que toca hasta 17 municipios. Entre ellos figuran algunos muy conocidos como Algeciras, Benalup-Casas Viejas, Jerez de la Frontera, Los Barrios y el propio Castellar de la Frontera.

La zona también cuenta con La Almoraima Hotel, un alojamiento lleno de encanto ya que se trata de un convento del siglo XII totalmente rehabilitado para acoger a los huéspedes entre sus muros. El hotel abrió sus puertas en el 2010 y tiene una categoría de 4 estrellas. Se trata de un lugar de lo más acogedor ya que tan sólo cuenta con 23 habitaciones. En su restaurante, denominado La Gañanía, se pueden degustar especialidades como las que eligieron Hayek y Pinault: boquerones, pulpo, tostas con anchoas, presa ibérica y cordero.

Vía / El País

Más información / La Almoraima

Foto / DODO

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...