Glühwein; el vino caliente que tienes que probar en la Navidad europea

Tradiciones dentro de la gastronomía europea hay muchas, pero en este caso, lo cierto es que te vamos a contar lo que tienes que saber sobre una de esas que hay que catar; el Glühwein; el vino caliente que tienes que probar en la Navidad europea

Glühwein

Aunque hemos hablado ya varias veces en lo que va de finales de noviembre y principios de este diciembre de lo que supone viajar en Navidades por Europa, con todas las particularidades del continente, y sobre todo con las cosas que podemos hacer y de los planes que podemos disfrutar, cada uno de los destinos elegidos tiene sus propias particularidades. Sin embargo, eso es también lo que hacen que sean únicos y que nos permitan disfrutar de ellos como si fuese una primera vez. Sin embargo, la mayoría de países europeos del centro del continente, y también algunos de Europa del Este tienen rasgos comunes gastronómicos, a los que hoy queremos echar un vistazo con una bebida muy típica, que ningún viajero debería evitar probar si es que este invierno viaja al viejo continente. Nos referimos al Glühwein.

Pero ¿qué es exactamente el Glühwein? Pues resumiendo un vino caliente especiado. Y si. Imagino la cara que estarás poniendo si nunca te lo has encontrado en los clásicos mercaditos del viejo continente, o en una de esas terrazas que ponen para disfrutar de la luz de las estrellas con estufas eléctricas y mantitas en las que aunque la mayoría de los españoles no nos lo creamos permiten estar a varios grados bajo cero en el exterior sin riesgo de coger una hipotermia. Y precisamente en estos lugares, el olor de la clásica bebida te contagiará. El clavo y la canela son las especies que quizás más se notan al sentido del olfato, y cuando abren los grandes termos que lo contienen es cuando te das cuenta de que es vino, porque también se siente su olor.

Eso si, los ingredientes pueden cambiar según el país en el que te lo vayas a tomar. Yo recuerdo que los que más me gustaron fueron el austríaco de una ciudad en la que tuve el placer de vivir más de un año, Klagenfurt, y también uno que tuve el placer de saborear una noche de esas de invierno en plena nevada muy cerca del Banco Europeo en Frankfurt, Alemania. Por haber, Glühwein lo hay en prácticamente todos los países del centro y este europeos, y puede que en tu caso te guste mucho más el de otro lugar. Aunque ya se sabe, que los refranes casi siempre tienen razón y en esto de los caldos, como en casi todo lo demás, para gustos, colores.

Imagen: upyernoz

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...