Formas de viajar con mascotas

Descubre los lugares dónde puede alojarse un animal de compañía. Además de las premisas y compañías aéreas, navales, ferroviarias o de carretera en las que tu mascota puede viajar.

perro en el coche

Cada vez es más normal ver viajar a las mascotas, sobre todo, perros con sus dueños. Al principio, muy pocos hoteles aceptaban animales de compañía en las habitaciones, ahora muchos hoteles han querido sacar partido de esta novedad y es que son muchas las familias que pasan las vacaciones todas juntas, y eso incluye a la mascota. Pero no solo los hoteles han cambiado la filosofía, los pisos y apartamentos de alquiler también se han hecho eco de esta nueva forma de viajar con mascotas. Además de los medios de transporte que están habilitando zonas para ir con animales de compañía.

En este sentido, llevar a la mascota de viaje no es tan sencillo como parece. La recomendación es que se identifique al animal de compañía con un microchip, ya que es obligatorio en la Unión Europea y, además, es necesario que el dueño lleve en todo momento la cartilla de vacunación actualizada y el pasaporte internacional del perro o de cualquier animal. La mayoría de compañías aéreas exigen presentar el pasaporte internacional actualizado antes de embarcar. Estos documentos son imprescindibles para que la mascota pueda viajar con su dueño.

En cuanto a los hoteles, es cierto que cada vez la filosofía de no poder llevar animales de compañía va cambiando. Ahora, casi todos los hoteles, y en forma de suplemento, aceptan alojarse con mascotas. El precio por llevar a tu fiel compañero puede oscilar de los 5 a los 60 € por noche. El único sitio donde aún no permiten la presencia de animales de compañías es en los paradores.

En general, casi todas las cadenas hoteleras permiten la presencia de mascotas en las habitaciones. En cambio, la cadena hotelera Meliá no permite, bajo ninguna circunstancia, el alojamiento de una mascota en sus hoteles. Sin duda, lo mejor en estos casos es llamar al hotel en cuestión y preguntar si permiten animales de compañías en sus habitaciones.

En el caso de las casas de turismo rural, es más normal la presencia de mascotas. En Navarra existen casas rurales con perreras perfectamente valladas y techadas para perros. Igual que en La Rioja, que en la gran mayoría de casas rurales aceptan animales de compañía.

El tema de los balnearios es muy diferente. Son muchos pocos los que admiten a animales de compañía. El balneario está pensado para disfrutar, relajarse y descansar. Ese es uno de los principales motivos por los que se prohíbe la entrada de mascotas. Además de lo que puedan ensuciar a su paso. Como en todo, hay excepciones. Es el caso del Balneario de Paracuellos del Jiloca y el Balneario de Manzanera donde se puede pasear con el perro, atado a una cuerda, por el impresionante y enorme jardín. En ningún caso se puede pasear con la mascota por las zonas comunes (piscinas, zonas de spa, áreas termales…). En el Balneario de Cofrentes también admiten a perros. Lo mismo ocurre con el Balneario de Caldes de Boi.

Muy diferentes es lo que ocurre en los Camping, en su gran mayoría aceptan a animales de compañía, siempre que no permanezcan en espacios públicos, como restaurantes o piscinas. Poder alojar a tu gran amigo es plus económico entre 5 y 10 €. Normalmente, aceptan un animal de compañía en las tiendas y caravanas, muy pocas veces se puede alojar una mascota en casas de madera.

En cuanto a los medios de transporte, en los trenes no es necesario abonar una cantidad económica por llevar de viaje a nuestra mascota. En Renfe se permite viajar con animales de compañía, de forma totalmente gratuita, si éste no supera los 10 kilos. En trayectos del AVE, tanto de media como de larga distancia, es necesario sacar un billete específico para animales, con un coste del 25% de la tarifa ordinaria. Tan sólo los pasajeros que viajen en Clase Club o Preferente están exentos de pagar por sus amigo de cuatro patas.

En los aviones, el tema de las mascotas es muy peliagudo. Es decir, Iberia permite que las pequeñas mascotas puedan viajar, además de en la bodega, en la cabina, aunque tan sólo admite dos por avión. Un gran inconveniente. Que la mascota pueda viajar en cabina cuesta unos 25€ por trayecto en vuelos inferiores, 50€ si el destino es Europa y 150€ si es América. Si quieres viajar en avión a un destino especial, intenta dejar a tu gran compañero en casa, ya que en muy pocas compañías aéreas dejarán que que un perro vuele. A pesar de tener todos los papeles en regla. Air Europa y Vueling si permiten a animales de compañía en cabina. En cambio Ryanair no admite mascotas en sus vuelos.

Otro medio de transporte son los barcos y el caso es parecido al de los aviones, la mascota sí que puede viajar a bordo pero no al lado de sus dueños, es decir, que no la tendrás a tu lado durante el trayecto. Como en todo, hay excepciones: Transmediterránea y Balearia permiten que los animales de compañía viajen con sus dueños pero en espacios habilitados y con una tarifa diferente.

Por último, en algunos autobuses sí que se permite la entrada a mascotas, pero tienen la obligación de viajar en el maletero y dentro de un trasportín. Avanza y Alsa permiten a los perros y a los gatos viajar de forma totalmente gratuita pero debe ser notificado antes de comprar el billete.

FUENTE/ ABC

FOTO/ ByJane

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...