Florencia se une a la prohibición del selfie stick

Los selfie sticks comienzan a ser prohibidos en más lugares donde sus responsables no quieren que se conviertan en amenazas para las obras de arte.

Normas de Florencia

El «selfie stick» para quien no haya tenido ocasión de ver o usar uno todavía, es un accesorio que permite extender la distancia con la cual se realiza una autofoto, ya sea con el móvil o con la cámara. Este tipo de foto, conocida como selfie, goza de una gran popularidad en todo el mundo y ya ha producido muchos accidentes. Personas que se caen por acantilados, que caen al hielo en una zona congelada, que son atropelladas… los selfies se han cobrado muchas víctimas y también han sido elemento problemático en museos.

Esto ha llevado a que muchas entidades comiencen a prohibirlo, algo que comenzó a inicios de año y que cada vez se está extendiendo entre más ciudades, museos y galerías de arte. Esta vez es en Florencia donde se ha anunciado la implementación de la prohibición en la galería Uffizi. Lo entienden como algo necesario para proteger las obras de arte que se exponen, algo en lo que no piensan las personas que están usando estos dispositivos para intentar lograr la mejor foto posible.

Por su lado, recientemente algunas famosas, como ha sido el caso de la cantante Katy Perry, se han hecho selfies en museos y exposiciones, y ya se sabe que estas personas crean tendencias.

En las últimas horas también se ha pronunciado al respecto el Smithsonian, que ha determinado que los usuarios pueden entrar los selfie sticks a sus instalaciones, pero de ninguna manera utilizarlos. Es decir, se prohíbe el uso del accesorio, pero no la posesión del mismo. Con esta medida quieren facilitar la llegada de nuevos visitantes para que estos no tengan que complicarse dejando el accesorio en los puntos de entrada, pero confiando en que una vez estén dentro del recinto no los utilizarán.

De todas formas, se está hablando mucho acerca de la polémica del selfie stick y es posible que antes o después se tome una medida preventiva de manera única a lo largo de museos y galerías de exposiciones. Otra de las opciones es expandir la medida de no permitir fotografías o vídeos dentro de las instalaciones. Por ejemplo, en España ocurre esto, dado que museos tan importantes y visitados como el Museo del Prado no dan permiso a los visitantes para que inmortalicen las obras de ninguna forma. Es parte de las medidas de seguridad instauradas para proteger los elementos expuestos, algo que quizá se adopte también en otros lugares.

Foto: Travis Wise

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...