El monstruo del lago Ness espera durante la cuarentena

El coronavirus podría llevar a que Nessie decida salir de nuevo a la superficie a la vista de la ausencia de presencia humana.

El monstruo del lago Ness espera durante la cuarentena

El coronavirus nos mantiene a todos protegidos en nuestras casas, encerrados en cuarentena con la intención de evitar un contagio que, desgraciadamente, podría ser fatal. Y mientras nosotros estamos confinados, la vida se abre camino en las ciudades, en los lagos y en cualquier tipo de entorno en el cual anteriormente la presencia de los humanos fuera excesiva. Esto es lo que nos lleva a ver todo tipo de animales en las ciudades, deambulando en cierto modo, buscando comida, sorprendiéndose por la falta de presencia humana a su alrededor. Y mientras la fauna recupera su presencia en las calles, ¿qué ocurre con el monstruo del lago Ness?

Esta criatura de fantasía, de leyenda, que ha generado un ingreso turístico espectacular en Escocia durante décadas, podría estar tan sorprendida como otros animales de la situación que está viviendo la humanidad. Es posible que sea el momento en el cual va a salir de nuevo a la superficie, a sabiendas de que a diario no hay legiones de personas montando guardia en el famoso lago.

Posiblemente no sepa que sigue habiendo cámaras conectadas, webcams y otros sistemas de vigilancia que continúan encendidos, dado que nunca se sabe cuándo puede aparecer la criatura. Dinosaurio, ser de mitología o criatura mutante, se han planteado muchas teorías acerca de cuál puede ser el origen de este monstruo. Si existe, porque por supuesto, no deja de ser una leyenda.

Lo que sí existe es la estatua del monstruo del lago Ness que hay en la ciudad de Inverness, una de las regiones que se beneficia turísticamente de la leyenda de la criatura. Esta figura, una representación encantadora y amable del monstruo, se encuentra en Dores Road y suele ser objeto de visita por parte de los turistas. Hay pocas personas que se resistan a hacerse una foto con la criatura, posando como si la hubieran descubierto, soñando con que pueda ser real la leyenda que dice que en el fondo del lago hay un enorme monstruo que ha estado viviendo allí durante generaciones intentando pasar desapercibido.

En los últimos días, con la fiebre del coronavirus en marcha, alguien ha tenido la idea de ponerle una mascarilla aparentemente hecha a medida a esa representación de Nessie. También le han dejado unos botellines de alcohol, que suponemos la criatura necesitará cuando más eche de menos a los humanos que se pasean a su alrededor de forma habitual. Nessie esperará y volveremos a intentar descubrirle. Tiempo al tiempo.

Vía: The Inverness Courier

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...