El cambio de nombre del aeropuerto de Madrid-Barajas

El cambio de nombre nos costará más de un millón de euros que se destinarán a cartelería y complicará bastante llamar de forma internacional al aeropuerto. La mayoría concuerda en que será meramente simbólico.

barajas

A veces la actualidad se impone en el mundo de los viajeros y se nos cuelan noticias que pese a que en la forma sean de viajes, o al menos estén relacionadas con éstos; en el fondo, poco tienen que ver con éstos. Este es el caso de lo que te contamos hoy, a lo que aprovechamos de paso para hacer una reflexión acerca del gasto público que se hace en los aeropuertos españoles, en los que parece que finalmente, después de unas cuantas obras majestuosas, no tuviésemos más dónde invertir sino en cosas que en realidad son prescindibles o en aeropuertos fantasmas que aparecen en prácticamente todos los medios internacionales.

En este caso, la noticia es la del cambio de nombre del aeropuerto de Madrid, de Barajas, que ahora pasará a conocerse como Adolfo Suarez, Madrid-Barajas, en homenaje al ex-presidente que ha fallecido este mismo fin de semana. El problema no es el homenaje que se le quiere hacer al que en su día fue el presidente de España, el primero en democracia, ni tampoco la buena intención que hay tras el acto. El problema es que por un lado carece de sentido por los tiempos que corren y la inversión que supone, y por otro, carece de sentido alguno porque poca implicación tenía la personalidad política con el aeropuerto en cuestión. Es casi como un apaño de última hora que se le ocurrió a alguien que bien poco conocía lo que supone hacer todo el cambio, y bien poco conocía la figura del ex-presidente.

Con la decisión anunciada a bombo y platillo, y con todos los diarios anunciando a Adolfo Suarez, Madrid-Barajas como nuevo nombre para el aeropuerto madrileño, queda por ver lo que ello supone en el mundo de los viajes. ¿De verdad en el mundo internacional van a poner en las pantallas de las llegas un nombre tan complejo como el que hemos elegido ahora? Si ya lo de Barajas, con lo corto que resultaba, se acortaba en la mayoría de los casos ¿qué creen que va a pasar con el nuevo acrónimo? ¿De verdad los viajeros van a cambiar un nombre con el que llevamos años por otro que además, dicho todo junto resulta casi impronunciable sin descansar? Sinceramente. Creo que no. Creo que todo se quedará en el más de un millón de euros que se gastarán en los carteles. Y para todo lo demás, el de Madrid, seguirá siendo el aeropuerto de Barajas.

Imagen: dalbera

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...