Egipto quiere una nueva capital, adiós a El Cairo

Egipto está preparando la construcción de una nueva ciudad que actuará como capital y ayudará a dar un respiro a El Cairo.

Pirámides de Egipto

El plan que ha desarrollado el gobierno de Egipto para el futuro de su país es cuanto menos ambicioso. No quieren conseguir que el país sea más visitado para que los turistas vean sus pirámides o que conozcan sus tradicionales. Lo que desean más rápidamente es tener una nueva capital, creada desde cero para lograr dejar atrás la saturación en la que se han convertido las calles de El Cairo, el núcleo actual del país. Pocas veces se habían oído intenciones similares en la actualidad, en un presente en el cual los países ya tienen muy asentados sus status quo de residencia.

Pero Egipto tiene claro que deben hacer algo. El Cairo se ha descontrolado al nivel de la cantidad de gente que hay. Ya no es un destino turístico agradable para nuevos visitantes y es difícil hacer una vida allí que resulte beneficiosa. Está sufriendo las consecuencias de la gran popularidad que atesora.

El plan, si todo va bien y según lo que se está planificando, es crear una capital nueva totalmente desde la base, donde la polución no sea absolutamente insoportable y en la cual el tráfico no se convierta en objeto de molestia constante. Quieren que la nueva capital sea el reflejo de un Egipto que sabe que ha alcanzado unos niveles de fama extremos.

La ciudad no ha recibido nombre todavía, pero sí se ha llegado a un acuerdo sobre el tamaño del que dispondrá. En total se ha definido un espacio de 388 kilómetros cuadrados, un espacio más que significativo que ayudaría a que Egipto diera una imagen distinta a quienes visitaran el país. El gobierno ya espera que sea un lugar muy visitado, aunque van a tomar cartas en el asunto para que no resulte otro lugar que se descontrole debido a los factores que han acabado dejando El Cairo en una situación como la actual. Para ello su intención es que nunca lleguen a vivir más de 7 millones de personas en la ciudad. Si lo comparamos con los 18 millones de personas de El Cairo podemos ver claramente que es un buen plan.

La nueva ciudad tendrá prácticamente de todo. Estará en una posición privilegiada, tendrá embajadas, un aeropuerto gigantesco, cientos de hoteles, escuelas, hospitales, centros de entretenimiento, industria… no hay nada que se vaya a quedar de lado. Es un sueño para quienes están al frente del proyecto y no suena nada mal. Así que si pensabas visitar Egipto, quizá quieras esperar unos años.

Vía: The Guardian

Foto: iphylglad

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...