Dieciocho horas de vuelo, al fin con wifi

La ruta entre Nueva Jersey y Singapur, una de las más largas del mundo, podrá realizarse con conexión wifi a bordo gracias a Singapore Airlines. La compañía prevé equipar con este servicio hasta 14 de sus aeronaves de largo recorrido.

Durante mucho tiempo los viajeros de negocios veían los viajes largos como un respiro. Sin llamadas, sin correos electrónicos, y en definitiva, sin el estrés acechando a cada minuto. Pero se les ha acabado la tranquilidad. Los aviones de Singapore Airlines que realizan la ruta entre el Newark Liberty International (Nueva Jersey, Estados Unidos) y en Aeropuerto de Changi de Singapur estarán equipados con wifi. Lo que significa que una de las conexiones más largas del mundo de la aviación comercial, con 18 horas de vuelo, ya no será un remanso de calma para los ejecutivos.

Modesta cabina de primera clase de Singapore Airlines



Según informa la compañía, la medida forma parte de un despliegue más amplio, con el cual se equiparán 14 aeronaves de largo recorrido con internet inhalámbrico. Los viajeros podrán así enviar y recibir correos electrónicos y mensajes de texto, pero se mantendrán las restricciones a las llamadas de voz de toda la vida. Wifi sí, pero nada de conectar la red del teléfono propio.

El despegue de esta oferta se realizará con una promoción válida hasta el mes de noviembre, y que tendrá una tarifa de 25 dólares por cada 30 megas de datos y de 10 dólares por cada 10 megas.

Esta medida quizás haya molestado a los viajeros de negocios, que tendrán que renunciar a la tranquilidad de unas horitas de desconexión. Pero la gracia de viajar con compañías punteras es que la comodidad está garantizada. Sin ir más lejos, la misma Singapore Airlines ofrece ‘suites’ (con su cama, su televisor de plasma) a sus viajeros VIP por un precio que ronda los 14.000 dólares. Otras compañías, como Virgin Atlantic, permiten viajar a sus pasajeros de business en asientos individuales, distribuidos de tal modo que garantizan cierta privacidad. Dicha aerolínea también dispone del bar- lounge a bordo más grande de los cielos, cuyas cortinas están decoradas con modestos cristales de Swaroski.

¿Moraleja? Que el wifi a bordo aún está al alcance de pocos. Pero son precisamente aquellos que mejor vuelan, así que no pueden quejarse. Además, podrán actualizar Facebook o subir fotos a Flickr, una experiencia igualmente gratificante.

Foto: Richard Moross.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...