Conversión vs Conversación en Social Media y Turismo

Las redes sociales en la industria del Turismo. El ROI del que nadie quiere hablar.

Cómo convierten las redes sociales en Turismo

Uno de los puntos culminantes del II Foro de Turismo del NOA en Argentina en que tuve el honor de participar durante Noviembre de 2011 para debatir sobre Redes Sociales y Turismo, fue cuando se mencionó la incidencia de las campañas / promociones / marketing en las redes sociales en las ventas directas.

Y es lógico, cualquier empresario quiere conocer cuanto antes cuánto le «retribuye» una inversión o esfuerzo para promocionar productos, captar audiencia, volverse visible, mejorar su imagen o lo que fuera que persigue en las redes sociales. De hecho, existe un término con siglas para ello: ROI (Retorno sobre la inversión).

Ya en 2009 decíamos por este blog que las Redes Sociales no servían para vender viajes. Más tarde nos referimos al rol de las redes sociales en la Infoxicacción que se da en la industria turística y cómo ello provocó el regreso de los viajeros a las Agencias de Viajes.

Tratando de minimizar el riesgo del fracaso y la exposición social por mera moda, la «vieja escuela» se resiste a los medios de comunicación social en donde se genera el ruido ensordecedor de estos tiempos. Y quizás tienen razón en hacerlo.

¿Por qué?

Muchas veces hemos dicho que la Rentabilidad en las redes sociales en general es bastante baja y que la falta de un historial cuantioso dificulta la posibilidad de hacer proyecciones de éxito, campañas medibles, pronósticos más o menos acertados antes de iniciar una campaña de Social Media.

Sin embargo es moda y es condena social (socialmedial, sería el término apropiado) -por tanto- no participar del escenario preponderante lo que, directa o indirectamente conduce a una pérdida de oportunidades y a una mala imagen ante los clientes o potenciales clientes que ven con desagrado que una marca no participe de la conversación con ellos.

Pero en el lenguaje de las redes sociales, la palabra «conversión» no debe sonar y, en cambio, las empresas turísticas que hacen grandes inversiones para tratar de sacar rédito de las mismas tratan de disimular sus esfuerzos de Marketing aduciendo que esgrimen otro término antagónico: «conversación».

Claramente, conversación y conversión no son la misma cosa, pero es difícil creer que una empresa que aprovecha cualquier espacio para crecer, realmente esté interesado en sus clientes y usuarios sin pensar en cuánto le reditúa sostener esa relación (virtual), publicar tuits, postear fotos en Facebook o invitar a los clientes a hacer check-in en Foursquare.

En el II Foro de Turismo del NOA una cifra de un sólo dígito ayudó a separar a quienes sostienen la llama de la ilusión de quienes sostienen una empresa en la fragilidad de una industria golpeada por sendas crisis. Ninguna posición es mala, pero la línea divisoria se traza y los separa.

Y tú, ¿de qué lado estás?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...