Comprar y devolver libros en los aeropuertos para ahorrar

Algunas librerías de los aeropuertos permiten que compremos libros y que luego los devolvamos.

Leer en el avión

Cada día nos sorprendemos al descubrir algo nuevo sobre la “vida” que existe en los aeropuertos. Si sois animales viajeros como nosotros seguro que estáis acostumbrados a recorrer aeropuertos a diario e incluso a fijaros en esas personas que se nota que no suelen viajar y que andan entre perdidas y aterrorizadas por no saber qué hacer mientras esperan a su vuelo. E incluso estando de aeropuerto en aeropuerto cada dos por tres seguro que como nosotros hay cosas que no sabéis de estos lugares.

Nosotros hemos descubierto hoy la política de la cadena de librerías Paradies Lagardère que están presentes en multitud de aeropuertos del mundo, especialmente en Estados Unidos. Por lo que leemos tienen un programa de Leer y Devolver (Read & Return) que permite que consigamos un 50% de lo que nos costó el libro cuando lo devolvamos después de haberlo leído.

Por supuesto, el programa tiene una serie de condiciones, pero son fáciles de cumplir. La principal es que desde que hiciéramos la compra del libro no hayan pasado más de seis meses. Se entiende que compramos el libro para leerlo en el vuelo o en el hotel y que cuando acaban las vacaciones “lo devolvemos”. Al margen de esto da igual el estado en el que se encuentre el libro, siempre vamos a tener la devolución.

Los libros que se devuelven se revenden si están en buen estado o se donan si el estado no es adecuado para proceder a su venta. De esta forma podemos no sentirnos mal cuando nos compramos un libro en el aeropuerto que luego sabremos que nos costará terminar. Por ahora parece que la iniciativa está disponible en Estados Unidos, Canadá y el Caribe, pero no habría que extrañarse si otras librerías también se unen a este tipo de idea que a nosotros nos parece fabulosa.

En un tiempo en el cual cada vez se lee menos este tipo de ideas pueden ser muy beneficiosas para que muchas personas no tengan reparos en comprar un libro que podrían leer en vuelos de larga distancia. La idea es muy buena y fomenta la lectura de una manera enorme, aunque es una pena que no esté disponible en más localizaciones. En algunos casos parece que otras librerías de aeropuertos también lo permiten, pero ninguna ofrece tanto tiempo de devolución como Paradies Lagardère, dado que en otros casos el tiempo máximo suele ser de un mes más o menos.

Vía:

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...