Cabalgata de Reyes 2018 en Madrid, recorrido y horario

Os contamos todo lo que necesitáis saber sobre la Cabalgata de Reyes 2018 en Madrid para disfrutarla al máximo.

Reyes Magos en Madrid

Quedan unas horas para que se pueda disfrutar de uno de los momentos más esperados de la Navidad: la Cabalgata de Reyes 2018, la cual recorrerá multitud de ciudades a lo largo y ancho de todo el país. En nuestro caso vamos a hablaros de la de Madrid, la cual suele atraer una gran cantidad de miradas todos los años por ver cómo se desarrolla. Para ello vamos a mencionar tanto el recorrido como el horario, y para finalizar os daremos algunos consejos que siempre van bien teniendo en cuenta que suele ser un evento con grandes aglomeraciones.

Alrededor de 2000 personas van a participar en las múltiples carrozas que recorrerán la capital en la cabalgata principal de reyes que comenzará en la plaza de San Juan de la Cruz. La temática cambia todos los años y siempre se trata de buscar nuevas formas de llamar la atención de los asistentes. En esta ocasión el tema elegido ha sido la imaginación, la creatividad y los inventos en general. Esto significa que carroza a carroza iremos siendo testigos de la creación y el ingenio de algunos de los principales inventos que representan a la humanidad.

La cabalgata dará inicio oficialmente a las 18:30 horas, aunque ya se sabe que hay cierto margen para que se produzca un poquito de retraso como es frecuente. No obstante, si esperamos al paso de las carrozas por una zona más avanzada ya debemos imaginarnos que la hora de llegada será posterior.

Uno de los factores que nos han llamado la atención de la idea que ha tenido el equipo responsable de esta cabalgata es que la incentiva a la cual se hace referencia no se detendrá en el punto establecido hasta este año 2018. Es decir, que irá más allá para que los inventos e ingenios que veamos pasando por las calles también incluyan muestras del terreno de la fantasía y la ciencia ficción. Esto tiene sentido y encaja sabiendo que, al fin y al cabo, también son demostraciones de lo que puede hacer la imaginación, tema crucial de la cabalgata.

Lo que quizá queda un poco más descolocado, aunque suponemos que terminará encajando una vez veamos todas las demás carrozas, es la que representa al Teatro Real. Es la primera vez que el equipo de artistas que lo forman sale a desfilar y el tema que han elegido realiza un repaso por la historia del mismo y por las distintas producciones que han realizado. Eso nos llevará a ver atrezzo y muestras que han estado sobre el escenario en distintas ocasiones, destacando por la mezcolanza de géneros y estilos de los que hará gala. Aunque quizá un poco distinto a lo que esperábamos, lo cierto es que tenemos ganas de verla en acción.

Cabalgata de Navidad

Otro factor que no termina de convencer a algunos de los especialistas en la valoración de estos eventos es que las carrozas de los reyes magos sean las mismas que desfilaron en el pasado año 2016. No es algo habitual, pero desde el ayuntamiento se menciona que se trata de una forma de ahorrar y de ser más conscientes en todos los aspectos con la reutilización de estos materiales. A nosotros nos parece un poco de demagogia, porque realmente sin gastos, sin excesos y con mucha reutilización se pueden hacer carrozas al menos un poco distintas que puedan seguir sorprendiendo a los asistentes. Lo único que cambiará será el color de las luces.

Más interesante será la carroza bautizada como La estrella de la Navidad, que será la primera de todo el recorrido y la que recogerá los deseos que los madrileños han ido depositando con tal objetivo. Estará llena de luces y será posiblemente una de las más llamativas de todo el desfile a la vista de cómo han indicado que se presentará.

Entrando en profundidad en el recorrido, todo comenzará en la Castellana, exactamente como ya hemos indicado en la Plaza de San Juan de la Cruz. A continuación el desfile irá hacia la Plaza del Doctor Gregorio Marañón, seguirá hacia Emilio Castelar, llegará a la Plaza de Colón, se desplazará hacia Recoletos y acabará en la Cibeles. Como de costumbre, uno de los grandes incentivos será disfrutar de los fuegos artificiales que habrá al final de la cabalgata, así que aunque veamos el desfile en uno de los puntos intermedios, no estaría de más que nos desplazásemos hasta Cibeles para ver los fuegos artificiales de despedida.

Tengamos en cuenta que las personas con movilidad reducida tendrán habilitadas zonas específicas donde poder ver el paso de los Reyes Magos y de las carrozas. Se ha optado por eliminar las zonas vip que antiguamente existían para niños de altos cargos y que ahora estarán ocupadas por estas personas que de otra forma tenían problemas para ver la cabalgata. Por otro lado, intentemos tener cuidado en la recogida de caramelos, la cual ya se sabe que puede acabar siendo un poco caótica cuando los dulces salen volando por los cielos. Tengamos en cuenta también que la cabalgata es un disfrute para toda la familia, pero que la sorpresa e ilusión de conseguir un caramelo por primera vez es algo que solo valoran los más pequeños de la casa.

Rey Mago en cabalgata

Se recomienda no recurrir a escaleras y otras herramientas para llegar a las alturas y garantizar el visionado de las carrozas. En realidad este es un problema cada vez mayor y resulta surrealista pasar por algunas zonas en las que todo son escaleras en las que los padres suben a los niños para que lo puedan ver todo mientras tapan el margen de visión de quienes están detrás. La cosa se complica cuando esos padres con escaleras ocupan la primera o segunda fila cuando, en realidad, no tienen ninguna necesidad de hacerlo. Seamos un poco más conscientes de esto y evitamos este tipo de herramientas, dado que su uso masificado lo único que hace es crear un problema que, de no ser por su presencia, posiblemente no existiría, al menos no a ese nivel.

La cabalgata de los Reyes Magos siempre ha sido un evento familiar, divertido y para todos los públicos donde la ilusión y felicidad deben ser los ingredientes principales. Las sonrisas, la ilusión y la sorpresa, son sentimientos que se busca entre quienes asisten. Hay que intentar comportarse de forma civilizada, saber entender que un pequeño empujón ha sido fruto del momento, del despiste o del intento de recoger un caramelo traicionero. Eso ayudará a que sea más fácil disfrutar con un evento que consigue que toda la familia lo pase en grande y que año tras año continúa cumpliendo con las expectativas.

También queremos recordar que aunque el centro de Madrid se rinde ante la cabalgata que termina en Cibeles, en realidad la capital tiene más de 15 cabalgatas específicas que recorren distintas zonas de los barrios y de áreas alejadas del centro. Esto implica que si nos informamos de sus recorridos y horarios quizá podamos disfrutar de un espectáculo igual de divertido e interesante, con menos público y en un ambiente igual de divertido. Todo es cuestión de buscar lo que nos resulte más cómodos o de cumplir las tradiciones que tengamos en familia, dado que es posible que siempre hayamos ido a la del centro y que por eso queramos seguir haciéndolo. La diversión está asegurada en todos los casos.

Foto: Angelesesjackmac34inspiri

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...