Ayudan a un hombre moribundo en un avión con riesgo de COVID-19

Aunque tres pasajeros ayudaron al enfermo de COVID-19 que viajaba en su mismo avión, no impidieron que acabara falleciendo horas después en un hospital.

¿Qué harías si te vieras en una situación como esa? ¿Ayudarías a la persona moribunda que está teniendo un ataque? ¿O dejarías que falleciera sin hacer nada al respecto? Existe riesgo de COVID-19 y podrías infectarte en el proceso de una forma bastante agresiva, ya que hacer RCP en este tipo de situación puede ser algo muy peligroso.

Es mejor que ni pienses en lo que harías, porque resulta complicado llegar a una conclusión. Quien sabe bien lo que haría es Tony Aldapa, un técnico médico de emergencias y que se encontró con que en el avión en el que volaba un hombre sufrió un ataque que le dejó al borde de la muerte. Dice Aldapa que, debido a sus conocimientos, para él era imposible quedarse de brazos cruzados sin hacer nada al respecto. Junto a él hubo otros dos pasajeros que también se pusieron manos a la obra para intentar a que el viajero de este vuelo de United Airlines pudiera sobrevivir.

Como hacerle el boca a boca directamente era algo bastante arriesgado, lo que hicieron fue utilizar una bolsa de oxígeno compresible que ayudaba a mantener un poco la seguridad y la distancia entre el enfermo y quienes le estaban echando una mano.

Estuvieron casi una hora haciendo maniobra de reanimación y consiguieron que se recuperase en cierto modo gracias a que estos pasajeros se turnaban haciendo los distintos movimientos necesarios para que el cuerpo del enfermo pudiera resistir. El avión realizó un aterrizaje de emergencia en Nueva Orleans, donde se recogió al enfermo para llevarlo rápidamente al hospital más cercano. Por desgracia, falleció a las pocas horas de haber llegado.

Tras ello, la esposa del enfermo habló con la prensa e indicó que su marido era consciente de que tenía síntomas de la COVID-19 que encajaban de forma demasiado clara con la enfermedad. Mencionó que le había reconocido que había perdido el sentido del olfato y del gusto, lo que se trata de un rasgo totalmente identificador de la enfermedad. También mencionó que su marido tenía previsto hacerse una prueba del coronavirus cuando llegase a Los Ángeles, aunque a la aerolínea le ocultó toda la información en el momento de subirse al avión.

Una vez pasado el incidente, Tony Aldapa mencionó que se comenzó a sentir enfermo y a tener algunos de los síntomas más leves del coronavirus, por lo que, aunque tuvieron cuidado ayudando al fallecido, podría haberse contagiado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...